2008/01/19

> Berria: Hauteskundeak > PSOE: ALFONSO GUERRA ABOGA POR HACER MENOS RUIDO CON LA LEY DEL MATRIMONIO HOMOSEXUAL

  • Guerra insta a "no dejarse avasallar" por los argumentos de la derecha sobre que la inmigración es "un problema"
  • Aboga por hacer "menos ruido" con la Ley del matrimonio gay y más con la 'Ley de la Independencia'
  • Europa Press, 2008-01-19

El cabeza de lista del PSOE al Congreso de los Diputados por Sevilla, Alfonso Guerra, instó hoy a los militantes socialistas a "no dejarse avasallar" por los argumentos de la derecha política y mediática" cuando ésta considera la inmigración como un "problema".


En la inauguración en la capital hispalense de la Conferencia Política de Juventudes Socialistas de España (JSE), Guerra recordó que España ha pasado de ser un país que emigraba a ser una nación que recibe inmigrantes, "y muchos, cuatro millones y medio en cinco años", aseveró. No obstante, precisó que lo está resolviendo "bastante bien" y que lo hace "mucho mejor que otros países".


A este respecto, el dirigente socialista consideró que es "la solución de muchos problemas", entre los que citó la disminución demográfica y el empleo. Así, negó que los recién llegados "quiten" a los españoles sus puestos de trabajo e incidió en que en muchas ocasiones se emplean en oficios "que rechazan los españoles".


Seguidamente, se refirió a la precariedad del empleo y avanzó que en la próxima legislatura se podría llegar a alcanzar el pleno empleo, aunque admitió que la mayoría de los contratos son "muy precarios", por lo que "hay que luchar contra eso" . Así, observó que las empresas de trabajo temporal "no han sido un acicate para el trabajo" y ase
guró que los jóvenes de hoy tienen "más posibilidades pero también mas incertidumbres".


Pide "libertad para elegir" sobre el aborto
En otro orden de cosas, Guerra se refirió al aborto reclamando la posibilidad de explicarse ya que, según señaló, "si dices que no hay que perseguir a las mujeres que abortan, entonces te califican de asesino de niños que van a nacer; y si, por el contrario, dices que no te gusta el aborto y que hay que evitar que ocurran, eres una beata", aseveró.


En ese sentido, descartó su condición proabortista, si bien aseguró no estar de acuerdo en perseguir a una mujer porque aborte, ya que "ha de tener esa libertad para hacerlo".


Al hilo, expuso que el proyecto socialista se basa en que los derechos de las personas "no sean mediatizados por leyes que les impiden realizar su propia personalidad", al tiempo que admitió "errores" porque, a su entender, "han tocado mucho los tambores sobre algunas iniciativas y menos sobre otras".


Ley de 'independencia' y no de dependencia
Así, hizo hincapié en que es "muy importante" que las personas del mismo sexo que se amen puedan vivir juntas, aunque consideró que el PSOE ha hecho "mucho ruido con esa Ley y muy poco con la 'Ley de la Independencia'" a la que denominó de este modo porque se trata de "hacer independiente a la gente".


"Aunque solo fuera por las personas a las que afecta --explicó-- en España hay unas tres millones de personas con dificultades y al menos tres familiares por cada una de ellas, es decir, 12 ó 15 millones de personas afectadas". "Hay que insistir mucho en los derechos de las personas y en los derechos sociales porque el mundo está éticamente muy mal repartido", remachó.


Por otra parte, aseguró que los obispos están "muy enfadados" pero que "tienen razones para estarlo" porque, a su juicio, "antes lo tenían todo y ahora tienen cada vez menos", ya que la secularización "les hace perder poder y ahora quieren que se les pague todo lo que les prometió el anterior Gobierno de José María Aznar", concluyó.