2008/01/02

> Komunikatuak: Kattalingorri > POR UN 2008 LIBRE DE AGRESIONES MACHISTAS

  • Por un 2008 libre de agresiones machistas
  • Kattalingorri, 2008-01-02

La noche del pasado jueves un joven de 19 años había salido con unos amigos, como tantos otros jóvenes salieron aquel día. Dejaba de madrugada un local de ocio en el barrio de San Juan y se disponía a regresar a casa. Por el camino se cruzó con un grupo de chicos que le interpelaron “maricón de mierda”. Debían ser jóvenes de su edad, tal vez incluso más jóvenes. Estaban sentados en un portal y tras increparle con ese tipo de insultos le persiguieron, humillaron y le propinaron una brutal paliza. El joven requirió horas de observación en un centro hospitalario para descartar daños internos.


En relación con estos hechos, desde Kattalingorri, queremos mostrar todo nuestro apoyo a este joven agredido que en un gesto solidario ha tenido la entereza de hacerlo público para que estos hechos no pasen inadvertidos. Queremos acompañarlo en su denuncia, porque estas acciones son intolerables en nuestro actual marco de convivencia. Queremos mostrar también firme apoyo a su entorno familiar y sus amistades que sabemos lo están acompañando en su recuperación.


Y quisiéramos poder llegar a los jóvenes agresores para decirles que algo grave les está pasando si piensan que ser protagonistas en la ejecución de este tipo de acciones los hará hombres. Les instamos a que canalicen sus energías hacia fines constructivos, porque en esta sociedad necesitamos de todos. También los necesitamos a ellos, porque están a tiempo de hacer algo mejor de su vida. A su entorno familiar y de amistades quisiéramos mostrar nuestro sentido pésame porque algo ha debido fallar en el proceso de socialización y tendrán que pensar sobre su responsabilidad en ello.


A las instituciones, queremos decirles que tienen también responsabilidades importantes a la hora de propiciar alternativas educativas, culturales y de ocio que permitan a los chavales formarse en otros modos de divertirse más gratificantes que pasar las heladas madrugadas al acecho en un portal, como perros de presa.


Desde Kattalingorri queremos celebrar la llegada de un nuevo año 2008 que nos sea fructífero y propicio, por el respeto a la diversidad y por una convivencia libre de agresiones.