2008/05/28

> Berria: Justizia > UN ABOGADO DICE QUE LOS JUECES DEBERIAN PASAR EXAMENES PSICOLOGICOS

  • Mazón: “Los jueces deberían pasar exámenes psicológicos”
  • “En la Justicia, el fenómeno de la arbitrariedad es algo extendido”. Así de concluyente se mostró José Luis Mazón, abogado, en cuanto a la situación actual de la Administración de Justicia.
  • Diario El Faro, 2008-05-28 # F.J. Carrillo

Tras una huelga de funcionarios de dos meses, y un informe del CGPJ que indicaba que existían 269.450 sentencias penales sin ejecutar, la crisis por la que pasa uno de los tres pilares del Estado de Derecho Democrático en el que se fundamenta España es algo que no pasa desapercibido ante nadie.


Mazón, que recientemente denunció al juez Fernando Ferrín Calamita por retardo malicioso, al demorar durante dos años la adopción de una menor, presuntamente, porque la madre biológica estaba casada con una lesbiana, asegura que “a este paso, la Justicia entrará en colapso, y con ella, toda nuestra sociedad (...) La Justicia es un enfermo terminal sin diagnosticar”.


Al repasar el expediente de Calamita, explica Mazón, encontramos otros casos en los que, presuntamente, ciudadanos fueron discriminados por su orientación religiosa o sexual. “un juez de Familia no puede ser del Opus Dei ni de ningún otra creencia incompatible con su trabajo. Esto es lo que le ha pasado a Calamita”.


El letrado ganó otra batalla contra la “arbitrariedad laboral” cuando en 2004, consiguió que once miembros del Tribunal Constitucional pagaran una sanción de 5.000 euros, que fueron a parar a manos de un minusválido cliente suyo. “Hay muchos jueces que no deberían de ejercer, y esto ocurre en todas partes, tanto en el Constitucional cono en el Supremo”. Como crítica constructiva, el abogado murciano propone un nuevo sistema de selección de jueces, basado en el modelo holandés, en el que los futuros magistrados deben mostrar conocimientos para llegar al cargo, pero también pasar pruebas psicológicas. “No puedo entender como los policías tienen que pasar pruebas psicológicas y los jueces no”.