2008/09/30

> Berria: Trans > ARAGON: LA PLATAFORMA OCTUBRE TRANS DENUNCIA LA PSIQUIATRIZACION DE LAS IDENTIDADES TRANSEXUALES

  • La plataforma Octubre Trans saldrá a la calle para denunciar la psiquiatrización de las identidades transexuales
  • A través de la plataforma Octubre Trans, por primera vez en Zaragoza, los activistas transexuales e intersexuales saldrán a la calle para hacer visible la violencia, la precariedad y la vulnerabilidad que vive su colectivo. Pero, sobre todo, quieren denunciar públicamente la psiquiatrización de las identidades transexuales.
  • aragondigital.es, 2008-09-30 # Elena Sanz Bartolomé · Zaragoza

Por primera vez en la capital aragonesa y segunda a nivel mundial, durante el mes de octubre se van a organizar movilizaciones a nivel internacional por la despatologización de la identidad transexual. A través de la plataforma Octubre Trans saldrán a la calle para hacer visible la violencia la precariedad o la vulnerabilidad que vive su colectivo. Pero, principalmente, quieren denunciar públicamente la psiquiatrización de la identidad transexual y las graves consecuencias del llamado trastorno de identidad sexual o de género (TIG).


El próximo 11 de octubre y bajo el lema “Ni hombres ni mujeres, el binarismo nos enferma”, la plataforma Octubre Trans saldrá a las calles de Zaragoza. La representante de la Asociación D-Generadas, Elena Pilcher, ha explicado que “además de la reivindicación en la calle hemos convocado como plataforma una charla presentación con la proyección del documental "Octubre Trans" sobre la movilización del año pasado y una comida popular. Por otra parte, algunas de las organizaciones de la plataforma han organizado otros actos complementarios en esta misma línea”. Una de las responsables de Towanda, Lourdes Orellana, ha confirmado que esta iniciativa “nace con la esperanza de consolidarse para hacerlo todos los años además de coordinarnos con otras plataformas para hacer más actos durante el resto del año”.


El año pasado la concentración se llevó a cabo en Barcelona, Madrid y París, y este año se han sumado además de Zaragoza, La Coruña, San Sebastián, Bilbao, Vitoria, Bruselas y Lisboa. Tal y como ha explicado uno de los miembros del Colectivo Towanda, Oliver Navarrete, hay cinco punto principales que quieren reivindicar “la retirada del TIG de los manuales internacionales de diagnóstico, la abolición de los tratamientos de normalización binaria a personas intersexuales, el libre acceso a los tratamientos hormonales y a las cirugías (sin la tutela psiquiátrica), la prevención de la transfobia: el trabajo para la formación educativa y la inserción laboral de las personas transexuales y la retirada de la mención de sexo de los documentos oficiales”.


Octubre Trans está formada e impulsada por varias organizaciones: Ampgyl Aragon (Madres y padres de lesbianas, gays, transexuales y bisexuales), D-generadas, Estrela Negra, Lasdel8, SOS Racismo, Stonewall y Towanda. Ésta última es una asesoría psicológica y desde su servició de atención se calcula que el porcentaje que alcanza este colectivo en nuestra población está entre el 10% y el 15% aunque en palabras de una de las responsables de Towanda, Lourdes Orellana, “es un estudio del que no nos podemos fiar totalmente ya que no contamos con el problema de la visibilidad o de la autoaceptación con lo cual es un porcentaje pequeño”.


Orellana ha querido finalizar recalcando dos puntos de vital reivindicación para el colectivo transexual. El primero de ellos es el cambio de nombre y sexo en los documentos de identificación. “A pesar de los avances legales conseguidos con la ley de Identidad de Género para que la persona pueda cambiar su nombre registral o su sexo en el DNI, tiene que someterse a dos años de tratamiento hormonal lo que supone una esterilización total”, ha apuntado. El segundo punto hace referencia a la tasa de desempleo de las mujeres transexuales “que alcanza el 100%” ha confirmado la responsable de Towanda. “Uno de los factores que incrementan esta tasa es el que he mencionado antes: tienen una apariencia, unos sentimientos de mujer mientras que en su DNI sigue apareciendo un nombre masculino”, ha añadido. Lourdes Orellana ha explicado que la única salida es “el trabajo sexual como único recurso o la dependencia económica de sus parejas”.