2008/11/17

> Elkarrizketa: Carlos Marchena > "POR ESTADISTICA, DEBERIA HABER HOMOSEXUALES, PERO EL MUNDO DEL FUTBOL ES UN POCO MACHISTA"


  • Marchena: ´Por estadística, debería haber homosexuales, pero el mundo del fútbol es un poco machista´
  • Humildad, respeto y trabajo son los principios que rigen el día a día de Carlos Marchena (31 de julio de 1979). Es, por galones, el líder del vestuario, pero rehuye de cualquier protagonismo. El campeón de Europa se revela en esta entrevista como un ciudadano al que le preocupa que "la gente tenga una vivienda digna, una enseñanza pública buena y una sanidad correcta".
  • Levante, 2008-11-17 # Amparo Barbeta

Para ser una persona a la que le gusta pasar desapercibida, ¡menuda semanita ha pasado!
Es algo que conlleva la profesión de vez en cuando y lo tengo que asumir.


¿Cómo digiere las críticas?
Si son fundamentadas, argumentadas y bien hechas, las acepto, reflexiono y aprendo de ellas, pero si no tienen base no las considero críticas sino un flaco favor al periodismo.


¿Con quién las comparte?

Realmente es que me entero de poco. Hay veces que me llama un amigo y me dice ¡cómo te han puesto! y las comentamos, pero no mucho más. A veces con la familia las comento como anécdota pero nada de enfadarme.


¿Se sigue sorprendiendo de los calificativos con los que se le define?
No me sorprende, comprendo cada día más cómo funciona el entorno de este deporte. Uno no para de aprender.


¿Hay gente que se le acerca para beneficiarse de usted?
Espero que no. Hay gente que te ve como parte de la familia y eso es bonito. Algunos te llaman por tu nombre e intentan que tu le respondas de la misma manera y es algo curioso. Hay, por ejemplo, mujeres de la edad de mi madre que como te ven en la tele y saben cosas de ti, te hablan como si fueras de la familia y tratan con mucho cariño. Eso es bonito.


¿Le gusta esa cercanía?
Forma parte de la profesión y a mi me ocurre lo mismo hacia otra gente que veo en la televisión. Lo que más me agrada del mundo es poder hacer reír a un niño o sacarle la vergüenza porque me ha visto.


¿Como capitán va a promover que sus compañeros firmen autógrafos y no den plantón a los niños?
No tengo que promover nada porque eso debe salir de cada uno. Lo que sí pienso es que, por la capacidad que tenemos de hacer felices a los otros, deberíamos ser muy humanos, ya que con un simple gesto podemos hacer feliz a mucha gente y eso es un privilegio.


En las últimas semanas le he visto triste. Recuperada la titularidad, ¿vuelve a ser feliz?
Es que el año pasado sufrí mucho y al principio de este no podía más; es que casi no podía ni caminar y eso me hizo cambiar un poco el carácter. Ahora ya estoy más contento porque he jugado algunos partidos y estoy cogiendo ritmo. Estoy en la línea de coger el puntito.


¿Pensaba que le iba a costar tanto volver al once?
Sabía lo que tenía y que la recuperación no iba a ser fácil.


¿Por qué forzó tanto?
Desde enero jugaba con molestias, pero el equipo lo necesitaba y era lo que había que hacer.


Pues, para estar mal aguantó y jugó toda la Eurocopa.

Era una continuidad y seguía arrastrando las molestias, pero al parar, la articulación dijo "ya".


¿Asumió el dolor como algo habitual?

Lo acepté.


¿Y ahora?
Tengo molestias. El problema no ha remitido y necesita tiempo.


Desde fuera ha tenido tiempo de examinar y evaluar al equipo, ¿hay motivos para soñar o se está exagerando un poco?
Venimos de un año malo y todo se maximiza. Creo que las cosas se han hecho bien y la línea es buena, pero todo en su justa medida. Ahora viene un tramo complicado y ahí se verá cómo funciona y el nivel real del equipo.


¿Qué es más importante, el trabajo o la actitud?
Van de la mano. Si uno no tiene buena actitud no trabaja bien.


¿Hasta qué punto es importante en un grupo el entrenador?
Juega un papel importante, pero el jugador debe motivarse por sí mismo. Creo que nos equivocamos cuando echamos balones fuera y pedimos que alguien nos motive, nos apriete y estruje un poco, porque eso debe ser intrínseco de cada jugador.


¿La experiencia del año pasado sirvió para...?
Trabajar para intentar no volver a ver las orejas al lobo. El año pasado estuvimos ahí y de eso hay que aprender. Ojalá todo siga como hasta ahora y lo importante sea el grupo y sólo el grupo.


¿Cómo convenció a sus compañeros para que lo eligieran capitán?
Puedo prometer y prometo que no hice campaña electoral (ríe).


¿Llevar el brazalete le obliga a estar más comprometido?
Siempre me he sentido comprometido, pero más que con el club con la profesión, porque la respeto mucho. Los cuatro capitanes tenemos la responsabilidad de llevar al grupo de la mano y trasladar las ideas del club donde tenga que ser.


¿Está preparado para comerse marrones?
Es algo que lleva el paquete. Estoy preparado para todo.


¿Qué consejos le ha dado Baraja?
Que tenga personalidad y no me deje influenciar; que sea justo y honrado y, como él dice, eso se mama.


¿Tiene pensado intermediar entre los dos ex capitanes?
No soy nadie para intermediar entre David y Pipo. Las personas son libres y ellas deciden.


¿Con quién se posiciona?
Con nadie, pertenezco a un grupo de 26 e intento llevarme bien con todos y ser buen compañero.


Hablando de nombres propios, ¿entiende a Hildebrand?
El que no juega siempre está descontento, pero...


¿Con Helguera parece que ya está todo arreglado?
El míster intentó apretar a Iván para recuperarle y yo les felicito a los dos, a uno porque ha logrado recuperar al jugador para el grupo y al otro porque se ha venido arriba y ha vuelto a engancharse.
Hablemos de la actualidad. A una persona con su capacidad económica ¿le preocupa la crisis?
La crisis le preocupa a todo el mundo. Me preocupa que la gente deje de trabajar, porque esto es fundamental en la vida. Me vuelve loco pensar en la gente que no tiene trabajo.


¿Qué le parece el triunfo de Barak Obama?
Es un cambio que puede venir bien porque parece que su interés es que la clase media mejore y eso es bueno.


¿Tuvo interés en saber en qué se diferenciaba de McCain?
A grandes rasgos sé que McCain es más conservador y Obama es más cercano al pueblo y sus reformas irán encaminadas a ayudar a la gente más débil.


La Reina, según el libro de Pilar Urbano, no está de acuerdo en que se llame matrimonio a las uniones entre personas del mismo sexo ¿y usted?
Pienso que el amor es libre y cada uno puede tener la tendencia sexual que quiera y nadie te puede decir con quién tienes o debes estar. Creo que la Reina está equivocada. Matrimonio ¿por qué no? perfectamente.


En un colectivo tan amplio como es el de los futbolistas, ¿no resulta extraño que ningún jugador se declare gay?
Es raro, porque simplemente por estadística sí debería haber gente homosexual, pero este mundo es un poco machista y, si hay alguien de esa tendencia, creo que no se ha atrevido a decirlo; tampoco creo que debería ser un atrevimiento, sino expresar públicamente lo que cada uno es y punto.


¿Qué le parece que se exhumen los cuerpos de los fallecidos durante la guerra civil y el franquismo?
Es algo contradictorio porque, en algunos casos, vendría bien pero en otros sería volver a un pasado que ya está enterrado. Es un tema para tratar con mucho tacto.


¿Se le atraganta tener que pagar tantos impuestos?
Pero es algo necesario. Todo el mundo está en desacuerdo, pero son imprescindibles para ayudar a los más débiles y necesitados. Cuanto más se paga más orgulloso se debería estar por lo que ello implica.


¿Qué es lo que más le preocupa?

Que la gente tenga una vivienda digna, una enseñanza pública buena y una sanidad correcta.


¿Llevaría a su hija a un colegio público?

Sí, por qué no. Yo he estudiado en colegios públicos y estoy orgulloso de ello. Espero que mi hija lleve una vida tan normal como la que yo llevo que es la misma que cualquier valenciano. No vivo en ninguna burbuja ni mundo irreal.