2008/12/04

> Berria: Indarkeria > "¿SOLO MATAN A 60 MUJERES CADA AÑO? ¡HABRIA QUE MATAR A TODAS!"

  • "¿Sólo matan a 60 mujeres cada año? ¡Habría que matar a 600.000, a todas!"
  • Una asociación de mujeres denuncia amenazas como éstas e insultos como "zorras, ladronas y parásitas" por su apoyo al profesor Neira y pide la protección de Interior
  • El País, 2008-12-04

La Federación de Asociaciones de Mujeres Separadas y Divorciadas va a pedir "ayuda y protección" al Ministerio de Interior y a presentar una denuncia en comisaría porque reciben constantes amenazas de manera anónima. En los últimos tiempos, coincidiendo con su apoyo al profesor Jesús Neira, las coacciones han "aumentado en el tono y el contenido". Así lo ha explicado la presidenta de la federación, Ana María Pérez del Campo, quien ha hecho pública la última carta, llegada a la asociación por vía postal y remitida desde la localidad de Arévalo (Ávila) en la que el remitente se pregunta "¿sólo matan a 60 mujeres cada año?" y añade que es "una pena" y que "¡habría que matar a 600.000!, a todas, eso sería lo normal".


En la presentación en Madrid de un libro sobre los primeros 15 años de su centro de atención, recuperación y reinserción de mujeres maltratadas, que se encuentra en Madrid, Pérez del Campo ha explicado que los autores de las misivas desprecian a Neira y lamentan que su presunto agresor "no hubiera hecho bien su trabajo y Neira aún esté vivo". Neira, en coma tras ser agredido por salir en defensa de una mujer que estaba siendo maltratada por su novio en Majadahonda, "es un ejemplo de la sociedad", les ha contestado Pérez del Campo. "Bastante está pasando la familia del profesor como para tener ahora que escuchar estas burradas", ha dicho Pérez del Campo. Según ha contado, las amenazas se dirigen contra la propia asociación y las mujeres en general.


"Zorras, putas, ladronas y parásitas. Habría que mataros a todas las mujeres con palos, a cuchilladas cuanto antes. Es una pena que sólo maten a 60 cada año", recoge la carta. El autor de la carta, que firma como "un tío", asegura que "el día más feliz" de su vida fue el pasado 26 de febrero, cuando cuatro mujeres murieron a manos de sus parejas, desgrana toda una ristra de amenazas de muerte e insultos contra todas las mujeres. Ésta es sólo "una pequeña muestra" de las lindezas que recibe la federación.


"La maruja, la loba, la viuda negra y la enemiga"
"No nos van a callar, porque nuestro silencio les da poder sobre nosotras", ha añadido tras precisar que la asociación siempre ha recibido amenazas "por teléfono, a la salida, en la calle y a gritos", pero que "ha llegado el momento de decir ¡basta!". Pérez del Campo ha expresado su pesar por el asesinato del empresario Ignacio Uría a manos de ETA, pero ha subrayado que "a lo largo de este mes hemos visto a mujeres caer de dos en dos, y no es posible que en este país haya víctimas de primera y de segunda". "Los dos terrorismos que asuelan nuestro país deben ser combatidos con las mismas armas, medios y penas", ha subrayado. En la presentación del libro, que contiene un estudio análisis integral de las 350 mujeres víctimas que ingresaron en su centro entre 1991 y 2006, ha estado acompañada del delegado del Gobierno para la Violencia de Género, Miguel Lorente, y de la directora del Instituto de la Mujer, Rosa María Peris.


Sobre su autor o autores, Del Campo, "sospecha" que podrían estar relacionados con la sociedad editora de un libro sobre el divorcio basado en "la ideología del maltrato", al que han tenido acceso a través de una víctima de violencia de género. Ven parecido entre la redacción de ese libro y las cartas. El libro se titula "Atrévete si eres hombre" y está firmado por un colectivo que se dice "pro varones separados". El texto "aconseja" a los hombres sobre cómo llevar adelante un proceso de divorcio partiendo de la teoría de que "al casarse, el hombre acepta una carga perpetua que es una garantía, un seguro para ella". En este sentido, el texto asegura que las mujeres buscan "subir un escalón social" con su matrimonio y conseguir el "chollo de tener piso gratis, pensión y pisos propios sin tener que aguantar al marido", para lo cual "Dios concede la viudez y los jueces el divorcio".


Además, el libro, que se refiere a la mujer como "la maruja", "la loba", "la viuda negra" o "la enemiga", argumenta que es decisión femenina ocupar peores puestos de trabajo ya que "la mayor parte prefiere quedarse al calorcito del hogar", cuestiona que el trabajo de ama de casa sea "tan penoso como dicen las marujas" y asegura que las mujeres "se parecen a Hacienda" porque "ambos viven del trabajo de los demás".