2008/04/03

> Elkarrizketa: Ernesto Gasco > "ES CONOCIDO MI COMPROMISO CON LA IGUALDAD DE QUIENES SON HOMOSEXUALES"

  • Ernesto Gasco · Diputado por Gipuzkoa y concejal socialista
  • «En Madrid voy a estar encima de los proyectos que afectan a Donostia»
  • El Diario Vasco, 2008-04-03 # Ana Vozmediano

Se estrenó como diputado en las Cortes con emoción y como usuario habitual del avión con mala suerte debido a la niebla. Fue el martes. Habló con Zapatero, coincidió con otros alcaldes y concejales que comparten también este cargo en Madrid y está convencido de que esa vertiente municipalista es positiva para la política de altura del Congreso. Quiere ser el embajador de Donostia en Madrid.


- Es concejal desde 1995 y con 44 años ha sido elegido diputado por Gipuzkoa. Todo un salto...

- Bueno, mi vida política ha estado ligada siempre a San Sebastián y va a seguir siendo así. No sé por qué me eligió el partido como candidato, aunque supongo que tuvo relación con la tarea que he desarrollado durante estos años en el Ayuntamiento, un lugar en la que he aprendido de la mano del alcalde y compañero de partido Odón Elorza. Mi compromiso con las libertades de las personas y mi defensa de la igualdad de quienes, como yo, son homosexuales, también es conocida y llevo catorce años siendo secretario de los socialistas donostiarras.


- Y responsable de Tráfico, de los autobuses, de la Seguridad Ciudadana. ¿Podrá compaginar las dos responsabilidades?
- Es curioso, pero salvo en la primera legislatura en la que entré, en la que me ocupaba de Cooperación y Juventud, en el resto he tenido más responsabilidades que en ésta. Hemos ganado en representación de concejales, la ley nos permite contar con delegados no electos y además gobernamos en coalición. Voy a tener dos pies aquí y uno en Madrid, aunque cobre del Congreso y no del Ayuntamiento. Voy a ir y venir, no tengo casa allí aunque sí me he sacado un bono para el metro.


- Así que seguirá ocupándose de cada cambio de tráfico, de cada modificación de la CTSS...
- Claro, pero no soy un caso extraño. Entre congresistas y senadores somos 56 las personas que ocupamos cargos en distintos ayuntamientos. Es el caso, por ejemplo, de Uxue Barkos, que también es portavoz de Nafarroa Bai en Pamplona o de mi compañera Izaskun Gómez, senadora y concejala en Pasaia. Estar en Madrid me va a permitir seguir muy de cerca todas las cuestiones que tienen que ver con Donostia y que son muchas... Fíjese, desde la estación de autobuses a todo lo que tiene que ver con el TAV. Voy a estar muy pendiente y a ir de la mano del alcalde de esta ciudad para que los proyectos donostiarras que lidera salgan adelante. Y para el Congreso es bueno que haya políticos a pie de calle en las distintas comisiones. Todavía no sé cuál me va a tocar.


- Confiese... ¿el martes estrenó traje?

- Y camisa, todo comprado, eso sí, en el comercio donostiarra.


- ¿Qué sintió sentado en el hemiciclo?
- La verdad es que me acordé sobre todo de mi marido. (Se emociona hasta rozar las lágrimas). Es el que más contento está por este cargo y el que más va a sufrir las consecuencias del aumento de trabajo, de los viajes... Y ¡claro!, de mis padres, mi hermana, mis sobrinos y de esa larga tradición familiar de socialistas. La familia del aita eran republicanos en su pueblo, en Nájera, y sufrieron una represión terrible... Mi bisabuelo, mis tíos abuelos fueron fusilados por su condición de socialistas y ahora yo... Allí, en el Congreso...


- ¿Qué es lo que más le sorprendió de su primer día?

- El contacto intenso que hay entre los diputados, la relación de normalidad que se vive. Y también que soy uno de los diputados más jóvenes de la Cámara.


- En la televisión se le vio hablar con el presidente Zapatero...

- Sí. Le conocí hace años en Barakaldo y tuve la oportunidad de presentarme y saludarle. Me atreví y él fue cordial como siempre. Me preguntó si me encontraba bien y me dijo que si de algo se siente satisfecho es del resultado electoral en Euskadi, que le ha confortado que el pueblo vasco haya refrendado sus esfuerzos en el proceso de paz.