2008/08/22

> Berria: Homofobia > LA IGLESIA BAPTISTA WESTBORO DA GRACIAS A DIOS POR LA CATASTROFE DE BARAJAS


“Dios odia a España. Gracias a Dios por los 160 muertos en el accidente de avión de hoy en Madrid. La venganza de Dios por la agenda política del Gobierno español, vendido a los maricas”

  • [La Iglesia baptista Westboro da gracias a Dios por la catástrofe de Barajas]
  • Dios no odia a España
  • Urion2, 2008-08-22 # ENLACE

Atónito me he quedado esta mañana al recibir un comunicado de la Iglesia Baptista de Westboro en la que se culpa del terrible accidente de Barajas a la política del Gobierno de respeto y tolerancia hacia la población homosexual.


En un medio convencional no me atrevería a reproducir semejante patraña, pero como estas líneas sólo las leen cuatro colegas, quiero compartirla con ellos.


Aprovecho para expresar mi dolor y transmitir mi más sentido pésame a los familiares y amigos de las víctimas del accidente. No se merecen que un grupo de buitres lamentables, venga de Texas o de Alabama, intente transformar su pena en un patético alegato pseudo-político-religioso. De hecho, son tan brutos que ni siquiera saben qué día fue el accidente.


Una vez más, la sombra del fanatismo más vergonzante cae sobre los grupos extremistas estadounidenses. El problema es que esto no puede ser siquiera un fake. Alguien ha escrito esto, y alguien cree cada palabra de lo que pone.


En concreto, este alguien es Fred Phelps (sin relación alguna con las medallas de natación). Se trata de un psicópata peligroso cuya actitud le está granjeando cierta notoriedad en EEUU. Si pensáis que el comunicado es jodido, imaginad a este fumado visitando los funerales de soldados fallecidos en Irak sólo para decirle a sus familiares, en sus narices, que fue un castigo justo por servir a una nación que apoya la inmoralidad.


Más aún, hace pocos días su grupo de chalados intentó sabotear sin éxito los funerales del famoso cantante Isaac ‘Chef’ Hayes en Memphis. El maldito cabrón llevó incluso a su hijo. Poco antes, también fueron con malas intenciones a los oficios fúnebres por el cómico Bernie Mac. Y no han dudado de culpar a la población homosexual de los terremotos en China.


El pasado 2 de agosto, alguien prendió fuego a su iglesia de Kansas. Normalmente, pensaría que es un trato justo para semejante bazofia, pero la verdad es que los veo más que capaces de haber sido ellos mismos los que provocasen el incendio para salir en las noticias y hacerse las víctimas.


Luego hay quien se queja de la actitud de la Iglesia Católica española, pero lo cierto es que tanto esta institución como los grupos que la rodean son una bendición de corrección política, discreción y sentido común si los comparamos con estos animales malencarados que se crían a base de comida basura e incesto en el Sur de los Estados Unidos.