2008/10/02

> Berria: Trans > LA LEY DE IDENTIDAD DE GENERO, EN ENTREDICHO

  • La Ley de Identidad, en entredicho
  • Diagonal, n. 86, 2008-10-02 # Izaskun Montoya · Madrid

Con poco más de un año de vigencia, la Ley de Identidad de Género vuelve a estar en entredicho. El 23 de septiembre, el PNV presentaba una proposición no de ley en el Parlamento español para reformarla, proponiendo eliminar el actual requisito de dos años de hormonación para poder cambiar el nombre y el sexo recogido en el carné de identidad. Para el PNV, es “un contrasentido” pedir cambios físicos mediante la hormonación ya que el cambio de nombre “debe pivotar sobre el sexo psicosocial y no en torno al físico”.


En septiembre de 2007, colectivos independientes de gays, lesbianas, transexuales y bisexuales (LGTB) reclamaron al Ministerio de Sanidad que, además de suprimir el requisito de la hormonación, atendiera otras demandas relativas a los derechos transexuales, como la inclusión del tratamiento integral en la cartera de servicios comunes de la Seguridad Social, o la extensión de la posibilidad de cambio registral en el DNI a menores e inmigrantes, colectivos excluidos actualmente.


La respuesta de Sanidad fue sólo ofrecer algunos Centros de Referencia para cirugías de “reasignación de sexo”, pero no garantizar el resto de derechos sanitarios. Aplaudida por la oficialista federación estatal (FELGTB), fue rechazada por los colectivos independientes, que organizaron campañas y protestas


Piruetas
2007 ha sido valorado por el coordinador del área trans de la FELGTB, como “un momento histórico para el colectivo trans. Se pone en marcha el fin de la discriminación que sufrimos en el ámbito sanitario”. Meses después, en la pasada campaña electoral de marzo, la FELGTB dirigía a los partidos políticos “24 propuestas”, entre las que no aparecían ninguna de estas demandas.


Ahora, tras la propuesta del PNV, la FELGTB afirma que “nuestra prioridad es que el tratamiento sanitario integral pase a la cartera de prestaciones comunes del Sistema Nacional de Salud”. Fuentes de Acera del Frente, un colectivo crítico, afirman que “hasta el PNV le ha pasado por la izquierda al PSOE y FELGTB, dejándoles en evidencia ”. De ser aprobada esta reforma seguiría la polémica ya que no se eliminaría de la ley el requisito del certificado de disforia de género, que considerada la transexualidad como una patología. Éste es uno de los motivos por el cual los colectivos críticos han convocado manifestaciones para el 11 de octubre.