2008/12/27

> Berria: Gurasotasuna > LA PAREJA GAY REGRESA A VALENCIA CON SUS GEMELOS PESE A NO SER RECONOCIDOS POR ESPAÑA

  • El matrimonio gay regresa a Valencia con sus gemelos pese a no ser reconocidos por España
  • Los niños han viajado con pasaporte de EEUU. El Gobierno español se niega a inscribir a los pequeños como hijos de la pareja. La Ley de Reproducción Asistida no permite la figura de la 'madre de alquiler'. Juan y José viajaron a Los Ángeles para cumplir su sueño de ser padres
  • El Mundo, 2008-12-27 # Francisco Alvarez • Valencia
Marcharon a Los Ángeles para cumplir su sueño, ser padres, y ahora viven atrapados en una pesadilla. El matrimonio gay, que 'concibió' gemelos gracias a una madre de alquiler, ha regresado a Valencia por la puerta de atrás. Porque el Gobierno de España se niega a reconocer su paternidad.

Ante la imposibilidad de resolver el conflicto legal desde Estados Unidos, los padres valencianos han decidido volver a casa sin el beneplácito del consulado español, que se niega a registrar a los pequeños como hijos de una pareja homosexual.

Los niños, que han viajado como ciudadanos estadounidenses, gozan en EEUU de todos los derechos y garantías, ya que la gestación mediante 'madre de alquiler' es totalmente legal dentro de sus fronteras.

Las autoridades de California, según ha podido saber este diario, han expedido un certificado en el que se reconoce a Juan y José como padres de los gemelos, que al nacer en suelo estadounidense reciben automáticamente esta nacionalidad.

Las dificultades surgieron, sin embargo, al intentar regresar a Valencia. El Gobierno español se negó a registrar a los niños como hijos de un matrimonio homosexual, algo no contemplado en la legislación española, donde tampoco está permitida la figura del 'vientre de alquiler'.

En concreto, el artículo 10 de la Ley de Técnicas de Reproducción Asistida prohibe esta práctica, ya que considera que es la mujer que da a luz es la que ostenta la maternidad del nacido. En cambio, la normativa estadounidense otorga la paternidad a quien muestra la voluntad de asumirla.

Atrapados en Los Ángeles, y a pocos días para que finalizaran sus visados de turistas, José y Juan han optado por el 'plan B'. Viajar con los niños como ciudadanos americanos y tratar de resolver el entuerto jurídico en España.

Los padres ya han presentado un recurso ante la Dirección General de los Registros para que sea admitido el certificado expedido en EEUU. Sin embargo, la situación de los bebés podría complicarse aún más. En 90 días expirarán los visado de los menores. Y pasarán a ser irregulares.

Según el senador Andrés Perelló, que está prestando a la pareja asistencia jurídica, podrían legalmente deportados a EEUU. Aunque es optimista. A su juicio, esto nunca se producirá porque "debe primar el beneficio de los menores", que además "están correctamente registrados en otro país democrático".