2008/12/27

> Iritzia: Rosa Belmonte > "LITTLE BRITAIN USA"

  • 'Little Britain USA'
  • Vocento, 2008-12-27 # Rosa Belmonte
Cuando 'Star Trek' inauguró la variedad racial en las series de televisión (y entonces no se sabía que el chino era además homosexual) todavía quedaba mucho para que en España se diera algo así. Si no teníamos variedad racial, mucho menos la íbamos a tener en la tele (la presencia de Barullo en 'Los Chiripitifláuticos' no dejaba de ser una extravagancia). Pero últimamente parece que se hubiera dado la orden no escrita de poner un chino en cada serie (eso sin contar a una de las presentadoras de 'El intermedio'). Y por supuesto que la de chino es una denominación general de ojos rasgados. A ver, en 'Física y Química' es chino uno de los protagonistas (lo mejor de todo es que casi no se le entiende). En 'Hermanos y detectives', que volvió hace un par de semanas, hay otro. Y uno más en 'Mi gemela es hija única'.

¿Pero tantos chinos hay en España para que también haya tantos actores? El año pasado me parecía una exageración el follón que le formaron a Rosie O'Donnell en Estados Unidos cuando hizo ching-chong, que es imitar la forma de hablar china. Ahora empiezo a pensar que lo mismo tampoco se puede hacer ching-chong aquí.

Últimamente, uno sólo se puede reír de sí mismo, como hace la propia O'Donnell. Canal + estrenó 'Little Britain USA', la adaptación a EEUU que la HBO pidió a Matt Lucas y David Walliams de su exitoso y tronchante programa de humor. Hay personajes nuevos y algunos de los de siempre exportados a EE UU, como Vicky Pollard y Marjorie Dawes, la profesora del club de adelgazamiento Fat Fighters, ambos interpretados por David Williams. Y a la clase de adelgazamiento fue Rosie O'Donnell para hacer de sí misma. Para que Marjorie le preguntara: «¿Estás gorda porque eres lesbiana o eres lesbiana porque estás gorda?» (ni que decir que tanto David Williams, cuyo más memorable papel es el de 'único gay del pueblo', como Rosie O'Donnell son ambos homosexuales). Marjorie, en su etapa americana, la toma con una alumna hispana a la que finge no entender (en el original la toma con una india). Rosie, harta de los brotes de racismo acaba riñéndole y diciéndole que lo que hace es asqueroso. «¿Y lamer la vagina a otra no lo es?», le contesta Marjorie. Qué bueno, y qué inofensivo, es reírse de uno mismo.