2008/12/06

> Elkarrizketa: Fabrizzio Marrazzo > "EN ITALIA LOS GAYS NO PODEMOS HACER UNA VIDA NORMAL"

  • "En Italia, los gays no podemos hacer una vida normal"
  • Entrevista a Fabrizio Marrazzo, presidente de la organización Arcigay en Roma. Esta federación ha convocado la protesta de los homosexuales
  • Público, 2008-12-06 # Jordi Mumbrú • Roma
Fabrizio Marrazzo es el presidente de la asociación Arcigay en Roma, la principal organización italiana de defensa de los derechos de gays y lesbianas. De ellos ha partido la convocatoria de la protesta contra el Vaticano, a la que se han sumado otras entidades laicas.

¿Por qué está protesta?
Por las consideraciones del Vaticano sobre la propuesta francesa de despenalizar la homosexualidad, que ha sido firmada por 25 países. Ellos creen que esto puede derivar en los matrimonios gays, que nosotros defendemos, pero de los que no se está discutiendo ahora. Estamos hablando de evitar que sigan matando y torturando a los homosexuales en tantos países.

¿Consideran al Vaticano cómplice de esta situación?
Sí, claro. Muchos países pueden utilizar como argumento la negativa del Vaticano a firmar la propuesta para seguir maltratando a los homosexuales.

¿Usted es católico?
Soy de familia católica pero no soy practicante. Y ahora estoy pensado en renegar del bautismo. Pero estos días estamos recibiendo el apoyo de muchas personas católicas. La postura del Vaticano es en realidad la posición de los de arriba.

¿Cómo es la vida de los homosexuales en Italia?
No es como en España. En Italia a los homosexuales se nos tolera como solteros pero como una familia es imposible. Es decir, que una vida normal no la puedes hacer. Sin el apoyo del Estado es muy difícil.

¿Habría que cambiar las leyes italianas?
Sí. Por ejemplo, si tu compañero está enfermo, no puedes pedir un día libre en el trabajo para acompañarle al médico o, si tu pareja muere, aunque hayas vivido 30 años con él, no tienes derecho a la herencia ni ninguna ayuda fiscal. Por otra parte, llevamos 12 años intentando incluir el agravante de homofobia cuando se comete algún delito, como sucede con el racismo, y aún no lo hemos logrado.

¿Sufren ustedes muchas agresiones?
Supongo que es como en todos los países. El problema es que no se hace prevención en ningún sector... ni en la escuela. Recientemente se han suicidado dos chicos por las agresiones físicas y verbales que sufrían. A veces, cuando agreden a un homosexual, no puede contarlo en casa porque tiene miedo de la reacción de sus padres. Cada mes recibimos 2.200 llamadas a nuestro teléfono verde de personas que han sufrido abusos o agresiones físicas o verbales o que han sido expulsadas de casa.

¿Tiene esperanzas de que mejore la situación?
Con el actual Gobierno será difícil. Es imposible conseguir los mismos derechos que en España, pero al menos pretendemos aproximarnos. Estoy seguro de que si se hiciera un referéndum, los italianos estamos mucho más adelantados de lo que parece. Un ejemplo es el programa La Isla de los Famosos, donde gracias a los votos de los telespectadores, ha ganado Vladimir Luxuria (artista transexual que en la pasada legislatura ocupó un escaño en el Cámara Baja del Parlamento italiano).