2008/10/06

> Berria: Indarkeria > BIZKAIA: EL HOMICIDA DE SANTURTZI LLAMO A UN AMIGO PARA TRATAR DE SIMULAR UN ACCIDENTE

  • El homicida de Santurce llamó a un amigo para tratar de simular un accidente
  • El amigo alertó del crimen a la Policía
  • Telecinco, 2008-10-06

El acusado de matar a su pareja en Santurce (Bilbao) trató de simular un accidente de tráfico para ocultar el crimen. Tras ser denunciado por un amigo al que pidió ayuda, confesó el crimen ante la policía. La pareja tiene un hijo de sólo tres años.


El suceso pudo ocurrir en torno a las once de la mañana, según publica el diario El Correo. Los vecinos han dicho que oyeron entonces un ruido como de un cristal que se rompe y a continuación el llanto del hijo de ambos, de tres años. No se extrañaron porque estaban acostumbrados a las peleas de la pareja.


Tras el crimen, Iván P., de 32 años, llamó a un amigo al que confesó que había matado a su mujer y le pidió ayuda para tratar de simular un accidente. Quería despeñar el coche con el cuerpo dentro.


El amigo llegó a acudir al domicilio de ambos pero se asustó y decidió llamar a la policía. No era para menos. La mujer, natural de Sierra Leona, de 26 años, tenía heridas por el cuerpo que pudieron ser provocadas por un cristal y estaba de espaldas sobre la cama, atada de pies y manos. Así la encontró la policía. Les abrió el domicilio el acusado que apareció cuando acababan de llegar los agentes. No puso reparos y una vez dentro confesó el crimen.


La mujer, a la que el acusado pudo conocer cuando ejercía la prostitución según algunas fuentes, había confesado en alguna ocasión que su novio la tenía encerrada en casa. Los vecinos aseguran que se la veía poco por la calle.


Iván P. estaba acosado por las deudas. Debía 12.000 euros a la comunidad de vecinos, aunque no dejó que influyese en su tren de vida. El agresor tiene un hijo con la víctima, de tres años, y otro de seis años de una relación anterior, una mujer sudamericana que llegó a denunciarlo en una ocasión por malos tratos. El niño vive con los abuelos paternos en Santurce
.