2008/11/30

> Berria: Eliza > VATICANO: BENEDICTO XVI NOMBRA A UN POLEMICO MILITAR COMO JEFE DE SU GUARDIA

  • El Papa nombra a un polémico militar como jefe de su guardia
  • El nuevo comandante de la Guardia Suiza, acusado de represión en 2003
  • Clarín, 2008-11-30 # Julio Algañaraz · Vaticano

Viene con sus penas el nombramiento por parte del Papa del nuevo comandante de la Guardia Suiza, el cuerpo militar de 110 miembros que desde hace 500 años protege la incolumnidad del pontífice. Ayer juró el cargo y hoy comenzará sus funciones el coronel Daniel Anrig, de 37 años, casado y con cuatro hijos, que fue jefe de la policía criminal de un cantón helvético y resultó acusado en 2003 como presunto represor de inmigrantes en Suiza.


La designacion papal reanimó las polémicas en torno al episodio que mortifica el pasado del 34mo. comandante de la Guardia Suiza, cuyos nuevos reclutas juran todos los años con dar su vida por el romano pontífice. El coronel Anrig fue en en sus años mozos alabardero pontificio, que en Suiza es un destino de gran prestigio. Graduado en Derecho Civil y Eclesiástico, fue también jefe de la policía criminal del cantón de Glaris y capitán del Ejército helvético.


Según el diario Tages Anzeiger, el 3 de julio de 2003, veinte funcionarios de la unidad especial de la policía del cantón, al mando de Anrig, irrumpieron en un centro de acogida de inmigrantes que pedían asilo en Suiza. Los policías entraron por sorpresa con dos perros antidroga, al parecer para detectar un tráfico de estupefacientes. Según el diario los policías ataron las manos y pies de los inmigrantes presentes, los desvistieron y les pusieron capuchas en la cabeza. También los fotografiaron.


El semanario alemán Der Spiegel contó que un africano de 16 años que trató de huir cayó de un tercer piso y debió ser internado en un hospital. La organización humanitaria Amnesty Internacional acusó a los policías de haber sometido a los internados que pedían silo a sacarse fotos en posiciones sexuales aberrantes.


El caso terminó archivado por la justicia. "Hay objetivos presupuestos de abuso y de privación de la libertad personal", dijo el juez de investigaciones preliminares al Tages Anzeiger. Pero los policías actuaron con un "metodo severo pero oportuno" y "riguroso pero adecuado".


El nuevo comandante de la Guardia Suiza del Papa dijo al semanario Der Spiegel que su caso "fue distorsionado" por la prensa de habla alemana y que "no hubo policias enmascarados, ni violencia ni humillación". Aunque lo absolvieron, Anrig fue condenado a pagar sus gastos de defensa.


Los miembros de la Guardia (80 alabarderos, cuatro oficiales, un capellán, dos tamboriles y 23 suboficiales) deben ser suizos, solteros y medir al menos 1,74 metros. El idioma oficial del cuerpo es el alemán.