2008/12/30

> Berria: Lesbofobia > GRUPOS ULTRACONSERVADORES CREAN UNA PLATAFORMA DE APOYO AL JUEZ HOMOFOBO FERRIN CALAMITA

  • Grupos ultraconservadores crean una plataforma de apoyo al juez homófobo Calamita
  • Hazteoír, DiarioYa, entre otros, unidos para que el magistrado "pueda mantener a su familia"
  • El Plural, 2008-12-30
Varias organizaciones conservadoras y antiabortistas han anunciado la constitución de la Plataforma Pro Juez Ferrín Calamita en apoyo al magistrado de Murcia condenado por retrasar de forma maliciosa la adopción de una menor solicitada por la compañera sentimental de la madre biológica. En un comunicado, esas organizaciones afirman que el juez, condenado a dos años, tres meses y un día de inhabilitación para empleo o cargo público, ha quedado en una situación "de absoluta desprotección", por lo que piden ayuda económica "para el pago de la indemnización a las lesbianas" -en referencia a las demandantes- y para que Calamita "pueda mantener a su familia".

Además de abrir una cuenta para recabar fondos, los miembros de la plataforma se han preocupado por brindar apoyo moral al magistrado, creando un blog en el que se publicita la causa y se permite que los internautas dejar mensajes en favor de Calamita. "Si consideras que es necesario luchar contra las injusticias, si opinas que los inocentes necesitan ser apoyados y reconfortados, deja tu mensaje de apoyo a D. Fernando Fermín Calamita. El y su familia te lo agradecerán" reza la web, tras dar cuenta de que el pobre magistrado no podrá mantener a sus siete hijos.

Nicho de homófobos
Como era de esperar, el citado espacio se ha convertido en un nicho de homofobia en el que se leen comentarios como: "la nada que representa el movimiento gay desaparecerá por su propia condición. No importa lo que chillen o griten. No son más que unos vulgares peones desgraciados. (...) . Si ganan, ya sabemos, desaparecemos todos".

Miembros de la plataforma

Entre los constituyentes de la plataforma figuran el Centro Jurídico Tomás Moro -que ejerce la acusación popular en varias de las causas abiertas a clínicas abortistas-, HazteOir.org -que promueve a la familia "como célula básica y sustento de la sociedad"- o Profesionales por la Ética, que también defiende la objeción contra la asignatura de Educación para la Ciudadanía. A la misma se ha sumado también el ultracatólico y resucitado DiarioYa.es, firme defensor de los postulados más conservadores y, por supuesto, de la "ley natural".

“Criminalizar” al juez
Firma asimismo el comunicado la publicación digital Hispanidad, que dice que "la 'progresía' quería criminalizar al juez Ferrín por considerar que un católico no puede ser juez de Familia", y añade: "Los creyentes, la gente de convicciones debe evidenciar que la solidaridad existe y que mientras el juez Ferrín sufra este acoso, nos va a tener a nuestro lado".

Una cruzada de la prensa católica
Cabe mencionar que, en este sentido, tanto la Conferencia Episcopal y su altavoz Alfa y Omega como la prensa conservadora han venido haciendo una verdadera cruzada del caso de Calamita, presentándole repetidamente como víctima de las embestidas del lobby gay. El mismo magistrado se ha valido de este recurso denunciando que ha sido "apartado por ser católico y perseguido" por sus "convicciones".

Sentencia “irregular”
En otras cuestiones, hoy se ha sabido que la defensa del magistrado califica de “irregular” la sentencia en su contra, argumentando que la Sala de lo Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia de la región ha añadido dos párrafos a esta: uno especificando que la adopción de la menor fue aprobada en mayo por el sustituto del conocido como el juez homófobo y otro aclarando “que la adoptante, más que a que se le conceda la adopción, lo que tiene es un derecho a una respuesta positiva o negativa, y fundada en el ordenamiento jurídico, que es la esencia de la tutela judicial efectiva que se le ha denegado injustamente en este caso".

“Me parece asombroso”
Y aunque en el Auto de la Sala se explica que procede “aclarar algún concepto, así como suplir ciertas omisiones”, para Javier Pérez-Roldán, el letrado que defiende a Calamita, es “asombroso, y puede decirse que la Sala enmienda su propia sentencia, en una modificación que está prohibida por nuestras leyes". Según la defensa, "estamos ante nuevas irregularidades que deben ser denunciadas en el recurso de casación que presentaremos la próxima semana y, en su caso, en vía disciplinaria ante el Consejo General del Poder Judicial".