2008/08/29

> Berria: Transfobia > C. MADRID: RARO, RARO... DETIENEN A DOS TRANSEXUALES POR TOCAR GENITALES A DOS JOVENES Y AGREDIRLES

  • Raro, raro…. detienen a dos transexuales por tocar genitales a dos jóvenes y agredirles
  • La Policía Nacional ha detenido a dos mujeres transexuales de 27 y 31 años acusadas de un “abuso sexual y amenazas” supuestamente practicadas a dos chicos de 17 y 18 años, que en algún medio los llamaban “menores” para inflar y hacer más alarmista la noticia, la semana pasada en la calle Ilustración, en el barrio de Argüelles de Madrid, informó un portavoz de la Jefatura Superior de la Policía.
  • Diario Digital Transexual, 2008-08-29 # Medios y Redacción Web
El suceso tuvo lugar a las 23.30 horas del pasado jueves a escasos metros de la estación ferroviaria de Príncipe Pío de Madrid. Según la versión de los agredidos, dos transexuales “pasaron junto a dos adolescentes y les provocaron”. Entonces, una de las trans "tocó los genitales a uno de los chicos", que estaba sentado en el portal de su casa. Resulta llamativo que sea justo en la misma zona donde personas GLTB han sido atacadas, les han dado auténticas palizas e insultadas por grupos de jóvenes.


Recordemos que hace algún tiempo en la frente y la nariz de José Ignacio Pichardo, un grupo de jóvenes le rompió una botella en la cabeza cuando paseaba junto a su pareja, a las 22.30 de la noche. Fue en la estación madrileña de Príncipe Pío.


El caso guarda cierta similitud con otro denunciado por una persona transexual en los foros de esta Web, en Barcelona, donde día tras otro cuando pasaba por un parque cerca de su casa la insultaban jóvenes, llamándola “maricón” y lindezas parecidas. Un día esta mujer transexual se cansó y les respondió, llegando a las manos. Resulto que al final la denunciada fue ella por “agredir” a los jóvenes, presentándose como acusación los padres de los chicos.


Raro, raro, raro; que dos chicos estén “tranquilamente sentados”, dos personas trans pasen y les “provoquen”. A lo mejor resulta que todo es verdad, pero suena y más que nada por costumbre a lo que tenemos que vivir, que hayan sido los chicos quienes hayan provocado con algún insulto, y que las dos chicas respondieran y todo haya terminado en una gran pelea. Y de pronto se hayan convertido en agresoras, con el agravante de que encima ellas "les tocaran los genitales" a dos chicos que estaban “tranquilamente sentados... raro, raro, raro... a lo mejor es verdad, pero lo que si es seguro, es que es muy raro, raro, raro...


Hace muy poco también un joven denuncio a una peluquera por “tocarle los genitales”, luego se demostró en un juicio que todo era mentira, y que el joven quería llamar la atención ante su familia.


Continua la nota de prensa de que estos “hechos” desembocaron en una pelea entre ambas partes. A ella se incorporaron más transexuales, más jóvenes y el padre de uno de ellos. Siguiendo la declaración de los chavales, los arrestados les tiraron piedras, botellas, papeleras y les amenazaron. Ante esta 'lluvia' de objetos contundentes, los chavales se refugiaron en el interior de la vivienda y los vecinos llamaron a la Policía.


Entonces, una unidad zeta de la Policía Nacional acudió al lugar y detuvo a los dos supuestos atacantes, que ofrecieron resistencia, señaló la Jefatura Superior. Se trata de M.P.M, española de 37 años; y F.P.S, brasileña de 21, ambas transexuales y residentes en la zona de Príncipe Pío. Están acusadas de abuso sexual, amenazas y daños materiales al portal valorados en 2.500 euros.


En los últimos meses, diferentes asociaciones de gays, lesbianas y transexuales han alertado de agresiones a miembros de este colectivo en el centro comercial y calles aledañas. El pasado abril, un joven homosexual denunció a un vigilante de seguridad del centro comercial por vejaciones e insultos tras ser sorprendido manteniendo relaciones con otro hombre.


La otra versión, que no es de la policía, en un blog del periódico El Mundo:


<<>


Un grupo de jóvenes residentes en dicha calle apalearon y rompieron los dientes a una mujer transexual en plena calle y ante los ojos de todo el mundo que pasaba... y nadie dijo nada... y cuando lo dijeron fue algo como...


"Se lo merece, que no es nada guapa","¿Qué es eso?"


Lo más increíble fue cuando llegó la policía nacional y se dedicó a defender a los agresores. Un policía se atrevió a espetar: "Ha dejado eso una de las chicas, ¿no? Bueno chicas por decir algo jajaja".


Queda mucho que evolucionar, y mucho que respetar.


Por eso, quiero denunciar públicamente la actitud homofóbica del colectivo de la policía, que sus comentarios me hicieron retroceder 500 años en el tiempo.>>


¿Ahora alguien no duda aun de lo sucedido y contado en versión "oficial" por la policía?