2008/10/31

> Berria: Homofobia > EL GOBIERNO SALE EN DEFENSA DEL "IMPECABLE" PAPEL DE SOFIA DE GRECIA

  • El Gobierno sale en defensa del "impecable" papel de la Reina
  • El secretario de comunicación del PP considera que doña Sofía es una bandera que "no debe de hacer declaraciones"
  • El País, 2008-10-31

La polémica sobre las declaraciones de la Reina recogidas en el último libro de la periodista Pilar Urbano ha tenido hoy eco en el ámbito político con sendos pronunciamientos del Gobierno y el principal partido de la oposición.


Por boca de la vicepresidenta María Teresa Fernández de la Vega, el Ejecutivo ha defendido el papel de Doña Sofía en la historia reciente de España. "La Reina es respetada y querida dentro y fuera de nuestras fronteras. Y lo es porque a lo largo de estos 30 años ha desempeñado su tarea de manera impecable", ha dicho Fernández en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros.


También ha recordado que la Constitución "establece de forma muy clara las funciones de la Corona" y ha asegurado que los Reyes "cada uno en el papel que les corresponde han ejercido ese mandato constitucional de forma intachable".


Desde el Partido Popular, el secretario de comunicación, Esteban González Pons, se ha mostrado partidario de que los miembros de la Familia Real mantengan "el principio de neutralidad" sobre algunos asuntos en referencia a las declaraciones de doña Sofía. Preguntado por las revelaciones del libro La Reina muy de cerca, González Pons ha asegurado que "el Rey y la Reina son como la bandera, a la que vemos cumpliendo su papel en los actos oficiales, pero que no hace declaraciones".


González Pons ha admitido que las palabras de Doña Sofía "ofenden a una parte de los españoles", aunque también destacó que sus palabras "representan lo que piensa la otra mitad de los españoles". La Reina, ha dicho el secretario de comunicación, "es una mujer de 70 años católica" y que ha dicho "lo que piensan muchas mujeres españolas de 70 años católicas".


El portavoz del PP ha recalcado que "lo último" que pueden hacer los políticos es "echarle más leña a esta polémica y aprovechar a favor o en contra lo que haya podido decir" la Reina, y ha considerado que el debate debe centrarse en si la Monarquía "debe hablar o no". Para concluir ha señalado también que sin importar lo que Doña Sofía haya dicho en aquella entrevista "no va a salir a defenderse". "Está libre el puesto de defensor de la Reina", ha concluido González Pons.


En el libro de Urbano, la Reina toca varios temas. Uno de ellos, y el que probablemente más malestar ha causado, es su opinión sobre el matrimonio homosexual, donde la Reina dijo: "si esas personas quieren vivir juntas, vestirse de novios y casarse, pueden estar en su derecho, o no, según las leyes de su país: pero que a eso no lo llamen matrimonio, porque no lo es".


La Casa del Rey explicó este jueves que la periodista Pilar Urbano pone en boca de la Reina unas supuestas afirmaciones que no corresponden con exactitud a sus palabras y tampoco reflejan su absoluto respeto y neutralidad frente a asuntos objeto de polémica. La escritora ha dejado muy claro que la Casa Real había leído el manuscrito antes de mandarlo a imprenta.