2008/10/27

> Iritzia: Paloma Ortiz de Zárate > CAMINO Y BELLA

  • Camino y Bella
  • El Diario Vasco, 2008-10-27 # Paloma Ortiz de Zárate · Donostia

Hay películas que se podrían tirar al vertedero sideral recién acabadas, mientras otras nos gustaría tenerlas cerca, para verlas los «días grises» y levantar el ánimo. Es lo que siento cuando pienso en dos de ellas: Camino y Bella. La primera está basada en un hecho real, la vida de Alexia, una niña catalana que muere de cáncer en la adolescencia y que, debido al modo de llevar la enfermedad, entre muchos cristianos, esa niña ejemplar es un modelo de vida. Hasta aquí la historia real. La película deforma y falsea la realidad, el corazón de la niña y las figuras paterna y materna, de tal modo que convierte la vida de Alexia en una caricatura repelente y patética, ofende a la familia y, de paso, al Opus Dei, fijación mental de ciertos famosos, que bien harían en hacérselo ver por un especialista.


La otra película es Bella, se estrena en noviembre. Está dirigida y protagonizada por el guapazo actor mexicano, Eduardo Verástegui. Bella narra la vida de una mujer latina en Estados Unidos, embarazada y sola, con el aborto como única alternativa en su horizonte. Se encuentra con un joven en crisis, del que se hace amiga y que le ayuda a cumplir su vocación maternal. Historia sencilla, llena de matices humanos y con transfondo existencial: sólo el amor da sentido y cambia nuestras vidas.