2008/11/20

> Berria: Diskriminazioak > CON PAPAS EN ESTADOS UNIDOS, "HUERFANOS" EN ESPAÑA

  • Con papás en EE UU, 'huérfanos' en España
  • La negativa del consulado de Los Ángeles a registrar a los hijos de una pareja gay deja sin protección legal a los niños
  • El País, 2008-11-20 # Emilio de Benito · Madrid
Los hijos de Juan y José -nombres supuestos- nacieron hace ya más de tres semanas en Los Ángeles. Eso dice al menos el certificado que les ha expedido el hospital correspondiente. Pero, aunque llevan ya casi un mes en casa de sus padres (con la ayuda de una de las abuelas), que son quienes los cuidan, cambian, alimentan y miman, no son nadie para las autoridades españolas. Esta ceguera burocrática se debe a la manera en que los niños vinieron al mundo: nacieron después de un proceso de gestación subrogada (una mujer prestó su vientre para que se desarrollaran a cambio de un alquiler). Y este proceso es ilegal en España, como ha recordado la directora general de Registros y del Notariado, Pilar Blanco Morales. Así que para los pequeños no hay pasaporte ni nacionalidad.

Los padres de los pequeños han escrito al embajador de España en Washington, Jorge Dezcallar, para ver qué pueden hacer. El tiempo pasa, y ambos, que tienen su vida y sus trabajos al otro del Atlántico, quieren regresar para continuar su vida como lo que son: una familia de dos hombres casados que tiene dos hijos. Pero al no poderlos registrar, no pueden incluirlos en sus pasaportes. Y, entre biberones y pañales, tienen que buscar una solución para su situación.

Pasaporte estadounidense
De momento, lo único que pueden hacer es traerlos con un pasaporte estadounidense. Pero eso tampoco es fácil. "El problema al que nos enfrentamos ahora es que deberemos solicitar para nuestros hijos un visado español para residencia (de más de 90 días)", dice José. Pero en la web del consulado no hay ningún visado que se ajuste a su situación. "La más próxima conceptualmente, la de reunificación familiar, está solamente dirigida a familiares de extranjeros extracomunitarios, por lo que no podemos solicitarla", ha escrito uno de ellos a Dezcallar. "Por ello le ruego nos informen urgentemente (dada la proximidad de nuestro retorno) de qué visa y en qué concepto podemos solicitar para que nuestros hijos menores de edad (americanos) puedan residir con sus padres (españoles) permanentemente en España", concluye.

Otras parejas en situación similar lo que hacen es traer los niños a España como estadounidenses, y luego, a base de tiempo, nacionalizarlos. Una opción que les parece discriminatoria, porque, pese a que tanto Blanco-Morales como el cónsul, Inocencio Arias, descartan que se trate de un caso de homofobia, el resto de las parejas no tiene ese problema: en cuanto al menos uno de sus miembros es una mujer, ésta figura como madre biológica -lo sea o no- del niño, y todos los demás trámites se simplifican.