2008/11/18

> Berria: Homofobia > COLEGAS LLEVARA LA GUIA REPARTIDA EN EL CARLOS III ANTE LA FISCALIA

  • COLEGAS llevará la guía repartida en el Carlos III ante la Fiscalía para que decida si las ideas que propone son punibles
  • Europa Press, 2008-11-18

La Confederación Española de Lesbianas, Gays, Bisexuales y Transexuales (COLEGAS) anunció hoy que llevará la 'Guía para Adolescentes frente al Sida' que se está distribuyendo en el Hospital Carlos III de Madrid ante la Fiscalía para que el Ministerio público decida si las ideas que propone son punibles o no.


Según indicó la Confederación en un comunicado, "COLEGAS llevará la citada guía ante la Fiscalía del Estado para que resuelva si es o no punible la citada difusión de ideas falsas y distorsionadas".


Y es que la asociación consideró que esta publicación "roza la ilegalidad al rechazar la promiscuidad, la homosexualidad o el aborto" ya que hace "valoraciones morales que para nada tiene que ver con el posicionamiento actual de la salud pública española e internacional".


Según COLEGAS, la guía define la homosexualidad como una "alteración conductual", y dice que los homosexuales son "más propicios a contraer Infecciones de Transmisión Sexual (ITS) y tener trastornos mentales". Además, afirma que la promiscuidad es "la raíz de todo mal en la sociedad" y alaba la castidad y el "amor verdadero".


"La estrategia de la castidad junto a la censura del uso del preservativo imponen un modelo de sexualidad basado en consideraciones religiosas que se ha mostrado no sólo errónea sino peligrosa en la lucha con el VIH-Sida y las ITS. El uso del preservativo es la única herramienta idónea en esta lucha como se ha demostrado científicamente en la Organización Mundial de la Salud (OMS) y otros estamentos internacionales", proclamó la Confederación.


Así, el presidente de COLEGAS, Rafael Salazar, exigió una "inmediata paralización de la distribución de estas guías", así como "una investigación para esclarecer quiénes son los autores de su distribución en el Servicio Público de Salud y se concreten las responsabilidades oportunas".


"Es inaudito que en pleno siglo XXI se hagan este tipo de afirmaciones peligrosas, que nos recuerdan a épocas pasadas ya ampliamente superadas, puesto que las ideologías particulares no deben intervenir para nada en la objetividad rigurosa que rige actualmente la investigación científica y la salud", afirmó Salazar, añadiendo que "este tipo de afirmaciones, además de ser completamente falaces, pueden ser constitutivas de delito".