2008/11/18

> Berria: Homofobia > EL CONSEJERO DE SANIDAD ABRE UNA INVESTIGACION SOBRE LA DISTRIBUCION DE LA GUIA EN EL CARLOS III

  • Güemes abre un expediente de investigación reservado sobre la distribución de la guía en el Carlos III
  • Europa Press, 2008-11-18

El consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Juan José Güemes, ha pedido a la Dirección del Hospital Carlos III que abra un expediente de investigación reservado con el objetivo de comprobar si verdaderamente se está distribuyendo una guía en el centro que recomienda castidad para no contraer el VIH.


"Hemos dado instrucciones para que se abra un expediente de investigación reservado para verificar y contrastar la posible distribución dentro del centro de esa guía, que estaba expresamente prohibida puesto que contiene opiniones personales, y no oficiales, de algunos, sólo de algunos, médicos del servicio de Enfermedades Infecciosas del Hospital Carlos III", proclamó.


Según explicó Güemes hoy a los medios, "se trata de una guía en cuya elaboración han participado profesionales del centro a título personal y expresando opiniones particulares" y aseguró que la publicación "no ha sido subvencionada ni por la Comunidad de Madrid ni por el propio hospital".


"No es una guía oficial, ni autorizada por la Comunidad. El Gobierno regional no tiene ninguna responsabilidad en su edición y, de hecho, su distribución fue expresamente prohibida por la Gerencia del hospital hace un año", subrayó el consejero.


Así, reiteró que "la Comunidad de Madrid no tiene nada que ver con las recomendaciones que se incluyen en esa guía" y recordó que las recomendaciones de la Comunidad de Madrid y los protocolos que se aplica en el tratamiento del VIH son "los establecidos en el Plan Regional de Lucha contra el Sida y en el Plan de Educación Sexual". "Ésos son los contenidos que se distribuyen a través de los centros de Atención Primaria y de los centros hospitalarios de la Comunidad", apostilló.


Fuentes de la Consejería afirmaron en declaraciones a Europa Press que "algunos de los miembros de la Fundación son médicos del Carlos III" que pertenecen a dicho organismo "en el ámbito privado del desarrollo de su profesión".


En este caso, algunos de estos médicos "están repartiendo esta guía a sus pacientes del hospital sin conocimiento de la Gerencia", aseguraron, al tiempo que indicaron que el Ejecutivo autonómico ya ha "pedido que se paralice inmediatamente la distribución de la publicación y que no se pueda repartir en ningún sitio", además de reiterar su desvinculación con las afirmaciones que la guía contiene.


Por su parte, un portavoz del Hospital Carlos III aseguró a Europa Press que ya se ha abierto una investigación "para saber el alcance de lo denunciado y tomar así las medidas que se tomen oportunas". Asimismo, insistió en que la Fundación que editó la guía es privada "y no pertenece al centro hospitalario".


En este sentido, algunos profesionales del hospital que se encontraban presentes en el acto en el que participaba Güemes, y cuyos nombres prefirieron no dar, afirmaron que en este centro "nunca se ha discriminado a nadie en la atención sanitaria por ninguna razón".


Recomendar la castidad
Según informa hoy El Mundo y recoge Europa Press, la guía de 53 páginas, editada por la Fundación Investigación y Educación en Sida y firmada por cinco médicos bajo cuyos nombres aparece el título del Servicio de Enfermedades Infecciosas del Hospital Carlos III, recomienda algunas "buenas webs" sobre Sida, entre otras la de la Asociación antiabortista Pro Vida y la del propio servicio hospitalario.


Además, cita tres conductas sexuales de riesgo: la 'sexualidad precoz', la 'promiscuidad sexual' y las 'conductas homosexuales'. Así, afirma que "estudios científicos sostienen que homosexualidad y heterosexualidad no son equiparables desde el punto de vista de la salud. Los homosexuales tienden a ser más promiscuos, con los problemas físicos y emocionales que eso supone".


"La homosexualidad se asocia con más frecuencia al contagio de enfermedades de transmisión sexual y trastornos mentales como ansiedad y depresión", continúa el texto, añadiendo que "hay que ser comprensivo y ayudar a las personas con hábitos homosexuales y, en lo posible, hay que ayudarles a solucionar su alteración conductual".


Sobre el aborto, considera que "aunque algunas legislaciones como la española permiten el aborto en algunos supuestos, desde el punto de vista biológico el aborto no es sino acabar con la vida de un ser humano en el seno de su madre".


Sin embargo, cuestiona las campañas a favor del uso del preservativo, ya que opina que "constituye sólo una medida de eficacia limitada" ante la "pandemia del Sida, que crece rápidamente", y critica que "transmitir la idea de que el sexo con preservativo es seguro, aparte de falso, puede ser peligroso", ya que "se transmiten mensajes que banalizan la sexualidad, la reducen a algo puramente lúdico y se carece de argumentos para animar a la fidelidad, animando a la población a ser promiscua, de modo animal".


Por ello, la publicación propone como alternativa el método ABC: "A por abstinencia, B por fidelidad --del inglés Be Faithful--, y C por condón". Aún así, "es mucho más eficaz para prevenir la infección por VIH la abstinencia (A) y la fidelidad (B) que la promoción del uso de preservativos (C)", matiza la guía.


Por último, critica que el sexo se haya convertido "erróneamente en la bandera de las libertades del individuo" y lo considera "una forma de droga, la adicción al sexo". Hasta tal punto, que se recuerdan las "conductas de riesgo para contraer el VIH" y se incluye entre ellas la masturbación, una "práctica que influye negativamente en la salud sexual" ya que es "una actitud que sólo persigue la satisfacción personal del instinto sexual, con la búsqueda de placer con uno mismo o con otra persona" y suele "deteriorar la grandeza de la sexualidad humana".