2008/12/31

> Berria: Eliza > EL VATICANO ABANDONA LA LEGISLACION ITALIANA

  • El Vaticano abandona la legislación italiana
  • La Santa Sede toma la decisión ante la "frecuente" incompatibilidad entre las normas de Italia y los "principios irrenunciables de parte de la Iglesia"
  • El País, 2008-12-31 # EFE · Roma
El Vaticano ha anunciado que desde este primero de enero de 2009 no se aplicará de manera automática el ordenamiento jurídico italiano, como se viene haciendo desde 1929, por considerar que las leyes de este país contrastan "con demasiada frecuencia" con los "principios irrenunciables de parte de la Iglesia". En un artículo publicado en la edición de este miércoles del diario vaticano L'Osservatore Romano, el presidente de la Corte de Apelación del Estado de Ciudad del Vaticano, el español José María Serrano Ruiz, explica este cambio, en virtud del cual la legislación italiana será considerada ahora "fuente supletoria" de un ordenamiento jurídico vaticano que estará inspirado en el derecho canónico.

Tras la firma de los pactos de Letrán o pactos lateranenses del 11 de febrero de 1929, que supusieron el reconocimiento mutuo del entonces Reino de Italia y la Santa Sede, el Vaticano adoptó el ordenamiento jurídico italiano. Hasta ahora, el rechazo a aceptar una norma del Estado italiano era excepcional y motivada por una "radical incompatibilidad".

Según Serrano Ruiz, la nueva normativa del Vaticano, que fue aprobada en octubre por el Papa Benedicto XVI, ha sido necesaria debido al "numero exorbitante" de leyes italianas, así como a su carácter "variable" y a que presentan "con demasiada frecuencia" contrastes con "principios irrenunciables de parte de la Iglesia".

Para los analistas vaticanos, esta decisión del Estado pontificio responde a normas como la legalización del divorcio, pero también se blinda ante futuras leyes sobre la familia o que puedan reconocer las parejas homosexuales. "En el Vaticano saben que una legislación europea podría antes o después llevar a Italia al reconocimiento de las uniones gays (...). Por ello, al actual filtro se ha querido añadir un freno oficial", explica el periodista Marco Politi en un artículo publicado en el periódico La Repubblica.