2008/12/31

> Berria: Homofobia > C. VALENCIANA: TRASLADAN A CASTELLO A LA JUEZA QUE SE NEGO A CASAR A HOMOSEXUALES

  • Trasladan a Castelló a la jueza que se negó a casar a homosexuales
  • Levante, 2008-12-31 # EFE • Castelló
La magistrada del juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 3 de Denia, Laura Alabau, que se negó a celebrar bodas entre parejas homosexuales, ha sido trasladada al juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 1 de Castelló.

Según informaron ayer fuentes del Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV), el traslado de Alabau se publicó ayer en el Boletín Oficial del Estado y ha sido realizado a petición de la propia jueza.

La magistrada recurrió en julio de 2005 ante el Tribunal Constitucional (TC) la Ley 13/2005, que permite el matrimonio entre personas del mismo sexo, y paralizó un expediente solicitado por dos mujeres.

El TC resolvió a finales de ese año que los encargados de los Registros Civiles cumplen una función administrativa y no jurisdiccional, por lo que desestimó la cuestión de inconstitucionalidad presentada por la magistrada.

En febrero de 2006, otras dos parejas homosexuales solicitaron en el Registro Civil de Dénia autorización para contraer matrimonio, petición que la jueza rechazó porque los solicitantes eran británicos y debían casarse conforme a su ley nacional, que no es "equiparable, en modo alguno", a la norma española.

Asimismo, en mayo de 2006 Alabau no admitió el informe de capacitación matrimonial presentado por otra pareja de extranjeros y rechazó su unión afirmando, como en el caso anterior, que en su país de origen no está reconocido. El último episodio protagonizado por Alabau tuvo lugar en marzo este año, cuando volvió a denegar otra solicitud presentada por una pareja de homosexuales británicos para contraer matrimonio.

En el transcurso de su actividad durante los últimos años, se ha negado en varias ocasiones a validar en el Registro Civil las bodas entre personas del mismo sexo, decisión que los órganos superiores han revocado, y que supusieron una multa de 305 euros impuesta por el Consejo General del Poder Judicial.