2008/12/17

> Berria: Homofobia > HRW PIDE LA ABOLICION DE LEYES QUE CONSIDERAN LA HOMOSEXUALIDAD COMO DELITO DE SODOMIA

  • La organización Human Rights Watch (HRW) pidió hoy la abolición de leyes que en numerosos países consideran aún la homosexualidad como un delito de sodomía y que son legado de la era colonial británica
  • Terra, 2008-12-17
Esta organización defensora de los derechos humanos instó a los gobiernos de más de la mitad de los países del mundo en que siguen vigentes esas leyes que adopten los estándares internacionales y eliminen las normas que castigan la actividad sexual consensuada entre adultos del mismo sexo.

El informe que ha elaborado la organización sobre ese asunto señala que tales normas, que se aplican en numerosos países de la región Asia-Pacífico y de África, tienen su origen en una ley que durante la era colonial británica se impuso en la India en 1860.

'La mitad de los países del mundo que criminalizan la conducta homosexual lo hacen porque se aferran a la moralidad victoriana y a las leyes coloniales', señaló el director en HRW del programa relacionado con estos asuntos, Scott Long.

La organización recordó que algunos líderes nacionales -entre ellos el presidente de Zimbabue, Robert Mugabe, que ha llamado a gays y lesbianas 'no africanos' y 'peores que perros y cerdos'- han defendido la permanencia de esas leyes como reflejo de culturas indígenas.

El informe de HRW señala, sin embargo, que los gobernantes durante la era colonial británica pusieron en marcha tales normas porque consideraban que las comunidades bajo su dominio tenían una moralidad relajada en cuanto a la sexualidad.

A comienzos del siglo XIX las autoridades británicas diseñaron un nuevo modelo de Código Penal Indio, que entró en vigor en 1860 y que en su artículo 377 castigaba 'la relación carnal en contra del orden natural', explicó la organización.

Versiones de ese artículo se extendieron con posterioridad por los países del Imperio británico, según HRW.

Los estándares internacionales de derechos humanos han obligado a antiguas potencias coloniales a reconocer que esas leyes son equivocadas, aseguró la organización, que recordó que Inglaterra y Gales despenalizaron la homosexualidad en 1967 y que el Comité de Derechos Humanos de la ONU determinó en 1994 que tales normas violan los derechos a la privacidad y a la no discriminación.

La organización recordó que una declaración firmada por más de 60 países, y que afirma que la protección de los derechos humanos incluye también la orientación sexual y la identidad de género, será leída el jueves en la Asamblea General de la ONU.