2008/12/17

> Iritzia: Iñigo Urkullu > COMPROMISO DE EAJ-PNV CON LOS DERECHOS DE LAS PERSONAS LGTB

  • Compromiso de EAJ-PNV con los derechos de las personas LGTB
  • Blog Iñigo Urkullu, 2008-12-17 # Iñigo Urkullu • PNV
Escuchar, contrastar y aprender en Euskadi y fuera de Euskadi ha sido y es el trabajo que nos está ocupando durante todos estos meses en el proceso “Think Gaur Euskadi 2020″ especialmente.

Hoy hemos celebrado un encuentro con representantes de colectivos de gays, lesbianas, bisexuales y transexuales (GLBT). Evidentemente, no es un colectivo que representa a ningún grupo mayoritario en nuestra sociedad. Pero si representa claramente la diversidad. Diversidad de personas, de ideas, de sentimientos, de realidades. Y no olvidemos que no hay igualdad de derechos sin respeto, diría más, sin apoyo a la diversidad como elemento que nos enriquece como personas y como Sociedad.

Con este encuentro de hoy damos otro paso más en este acercamiento a la plural realidad social de nuestro país.

En el Seminario han tomado parte junto con diferentes cargos internos e institucionales del Partido, representantes de Aldarte, EHGAM, Gehitu, Hegoak y Magala, así como de Berdindu y personas individuales comprometidas con la defensa de los derechos de las personas LGTB.

El objetivo del mismo era por una parte, presentar a dichos colectivos el proceso de reflexión Think Gaur Euskadi 2020, y, particularmente, los pasos dados hasta ahora básicamente desde el área social.

Pero se trataba, sobre todo, como he dicho en el Seminario , de escuchar, contrastar y aprender. Creo sinceramente que podemos decir: “objetivo cumplido”. Objetivo cumplido fundamentado en el trabajo que hombres y mujeres de EAJ-PNV están llevando a cabo desde hace unos meses.

Hemos podido escuchar los problemas que todavía hoy y aquí tienen las lesbianas, los homosexuales, los transexuales. Problemas de visibilización, problemas para poder vivir su vida en plenitud, sin ocultamientos, sin discriminaciones, sin agresiones veladas o descarnadas. Los problemas de nuestros-as adolescentes y jóvenes para mostrarse en sus entornos escolares, de ocio o de amistad tal y como son y expresarse tal y como sienten, sin temor al bullyng homofóbico y a las agresiones.

Hemos escuchado las dificultades que tienen las personas transexuales para poder vivir sus identidades de género, desde el punto de vista sanitario, los problemas de acceso y mantenimiento en el mercado laboral, a la vivienda.

Hemos escuchado las dificultades que nuestras personas mayores sufren al acceder a los servicios sociales tales como residencias, centros de día, etc. si pretenden hacerlo sin ocultar su condición de homosexuales o transexuales. Hemos oído que muchos de ellos-as deben “volver al armario” tras una vida más o menos normalizada cuando quieren o tienen que pasar a depender de los servicios sociales.

Hemos contrastado las dificultades que nuestro servicio público de salud ha tenido para la puesta en marcha de los protocolos de atención integral a las personas transexuales.

Hemos contrastado las pegas que matrimonios o parejas de lesbianas tienen para inscribir en algunos registros civiles a sus hijos e hijas. O las parejas de homosexuales para acceder a la adopción.

Hemos contrastado la necesidad de incluir en el curriculum educativo el tratamiento de la diversidad sexual, de llamar a las cosas por su nombre, de nombrar a gays, lesbianas, bisexuales, transexuales. De hablar de distintos tipos de familias. En definitiva de educar en la diversidad y en la libertad.

Y en definitiva hemos aprendido.

Hemos aprendido que la diversidad nos enriquece, nos hace más grandes, más libres y más iguales en derechos.

Hemos aprendido que contrariamente a lo que dice la máxima de que “lo que no se nombra no existe”, a pesar de que no se nombra, es, existe, está a nuestro lado. Oculto a veces, sí, pero ahí está. Y es necesario que se le vea, que se le ponga nombre para que pueda existir en condiciones de igualdad y dignidad.

Hemos aprendido en definitiva que a pesar de lo mucho que hemos avanzado en la igualdad de derechos, nos queda mucho camino todavía por recorrer. Camino que desde el Partido Nacionalista Vasco queremos seguir recorriendo junto con las personas gays, lesbianas, bisexuales o transexuales y con los colectivos que trabajan por sus derechos. A eso nos hemos comprometido nuevamente y en eso empeño hoy una vez más mi palabra.