2008/12/01

> Iritzia: Santiago Pérez · CESIDA > "LA CURA DEFINITIVA PARA EL SIDA EN ESTOS MOMENTOS ES INVIABLE"

  • "La cura definitiva para el sida en estos momentos es inviable"
  • El presidente de la Coordinadora Estatal de VIH-SIDA (CESIDA), Santiago Pérez ha charlado con los lectores de ELPAÍS.com con motivo del Día Mundial de la Lucha contra el Sida
  • El País, 2008-12-01 # Natalia Cabrero · Madrid

En el Día Mundial de la Lucha Contra el Sida, Santiago Pérez, presidente de la Coordinadora Estatal de VIH-SIDA (CESIDA), ha afirmado que "En la actualidad, en nuestro país, fallecen entre 1600 y 1800 personas al año por VIH. Aún así ha explicado que el número de enfermos ha disminuido con respecto otros años, pero todavía existen numerosos afectados, por lo que es imprescindible continuar investigando sobre el asunto, con el objetivo de disminuir el número de afectados.


El presidente de la Coordinadora Estatal de VIH-SIDA (CESIDA) ha hablado sobre la detención de la enfermedad entre la población:"Es un problema de detección temprana, es decir, se detecta de forma tardía." Respecto a este tema ha explicado que significa que "hay que dotar de las herramientas apropiadas para detectar el VIH lo antes posible." Esto se debe a que hay un gran número de afectados que desconocen estar infectados, la mayoría de ellos, procedentes de las trasmisiones por vía sexual, comentando que éste "es un dato significativo en cuanto a que no percibimos el riesgo ni como real ni como cercano, sobre todo, aquellos sectores sociales que consideran que va con otros colectivos."


Santiago Pérez también ha hablado sobre el papel de las Comunidades Autónomas en la lucha contra el sida, afirmando que entiende que "en todas las Comunidades Autónomas debe haber centros de atención y prevención de enfermedades de transmisión sexual." Asimismo, Pérez ha respondido a las numerosas preguntas sobre la vacuna terapéutica subrayando que "no puede curar en sí misma la enfermedad. Lo que hará será posibilitar que las personas con VIH no tengan que tomar el tratamiento de forma continuada", añadiendo que las vacunas terapéuticas mejorarán la calidad de vida de las personas con VIH pero "no como una cura definitiva del VIH, ya que entiendo que para eso habrá que trabajar en cuestiones más complicadas como es la vacuna preventiva o la cura definitiva, cosa que en estos momentos es inviable." También ha confesado que se está buscando una solución definitiva que cada vez tenga menos efectos secundarios, ya que "es cierto que a veces los tratamientos tienen una serie de efectos no deseados que son difíciles de mitigar o solucionar porque no todas las personas reaccionan igual ante el mismo tratamiento."


Por último, Santiago Pérez se ha mostrado optimista sobre los avances que se están consiguiendo, pero confiesa que no debemos caer en la euforia: "Hay avances significativos en tratamientos y esperemos que en poco tiempo los haya también en el tema de vacunas", matizando que "hay que entender que la realidad es que el VIH en estos momentos no se puede curar ni existe una vacuna para paliar."