2008/02/03

> Elkarrizketa: Laura García-Lorca > "NO HABLABAMOS DE LA HOMOSEXUALIDAD PARA EVITAR LA VERSION DEL CRIMEN SEXUAL"

  • Laura García-Lorca, directora del centro Lorca: «No hablábamos de la homosexualidad para evitar la versión del crimen sexual»
  • La responsable de la institución lorquiana aborda las muchas dudas que aún pesan sobre la figura del poeta e insiste en su rechazo a la exhumación de los restos
  • Ideal Digital, 2008-02-03 # Juan Luis Tapia

Laura García-Lorca es la primera directora del Centro García Lorca, un lugar que simboliza el regreso y reconciliación de la ciudad de Granada con el poeta asesinado. Los fondos lorquianos han permanecido en la madrileña Residencia de Estudiantes, pero era intención de la familia del poeta que estuvieran en la capital granadina. Un largo proceso para crear ese centro abierto a todas las iniciativas artísticas que estén a la altura del más universal de los autores contemporáneos españoles. Está a punto de viajar a Chicago, donde se estrena una ópera inspirada en la obra de Federico. Ofrecerá una charla-coloquio junto a otros especialistas lorquianos, uno de ellos Christopher Maurer, quien recopiló todo el epistolario del poeta. Madrid, Granada, Nueva York, Chicago, Buenos Aires, Montevideo y una larga lista de ciudades son algunos de los espacios interesados en García Lorca, y Laura debe atender el legado de su tío. La sobrina de Federico, hija de Gloria de los Ríos y de Francisco García Lorca, ha sido la elegida por los herederos para velar por la obra y figura del autor de 'Poeta en Nueva York'.


-¿Cuál es su idea del Centro García Lorca?

-Estará el archivo y el centro de estudios, que en la actualidad se encuentran en la Fundación García Lorca y deberá ser un lugar para ir a trabajar, a investigar la obra de García Lorca. Quiero que tenga un carácter abierto, con la biblioteca, que sea un espacio de estudio al que acudan los universitarios, cercano a la gente. Queremos ampliar lo más posible los fondos documentales como hemos venido haciendo desde la Fundación, y tener documentos, originales y dibujos de Lorca, así como mostrar todo ese material que debido a lo reducido del espacio no se ha podido exponer en la Huerta de San Vicente. Contaremos con un teatro para cuatrocientas personas y que será adaptable a todo tipo de actos y representaciones. No obstante, seguiremos desarrollando algunas actividades en la Huerta, como la verbena de títeres. El Centro nos permitirá presentar un programa más completo y más adecuado. En la sala de exposiciones el visitante podrá ver los originales de García Lorca y también muestras de otros artistas.


-¿Estarán en el Centro García Lorca los cuadros de Salvador Dalí que la Fundación vendió al Museo de Arte Reina Sofía?
-Siempre hemos pensado en la Fundación que los cuadros de Dalí vendidos al Reina Sofía vendrían al Centro para mejorar los fondos o que fueran cedidos durante una época. Esas obras estaban en el Centro de Arte Reina Sofía en unas salas dedicadas a Lorca, Dalí y Buñuel, pero ahora las han retirado y nos gustaría que estuvieran en el Centro Lorca.


-La Biblioteca Nacional también posee unos fondos importantes del poeta granadino.

-Es importante que la Biblioteca Nacional tenga fondos de García Lorca, pero siempre se puede llegar a acuerdos.


-¿Qué ocurrirá con los fondos lorquianos del Patronato Provincial García Lorca de la Diputación que se encuentran en Fuente Vaqueros?
-No están catalogados o no ha dado a conocerse ese catálogo. Los estudiosos no han podido consultar esos fondos porque no se han catalogado, pero supongo que se está trabajando en ello, aunque no lo sé.


-¿Se podrá consultar el manuscrito en el Centro Lorca del último poema adquirido de 'Poeta en Nueva York', 'Crucifixión'?

-Cuando salió a subasta el manuscrito de 'Crucifixión', la Fundación García Lorca decidió acudir a la subasta junto al Ministerio de Cultura, y se pudo comprar el manuscrito. Estamos en conversaciones con el Ministerio para que se deposite en la Fundación García Lorca y complete el fondo de los manuscritos de 'Poeta en Nueva York'.


-¿Qué aportará la edición de 'Poeta en Nueva York' que prepara la Fundación García Lorca?
-La edición saldrá en 2009 y recogerá todos los textos aparecidos, los manuscritos adquiridos en subasta y con un extenso estudio crítico. Lo que aporta es que Bergamín (primer editor de la obra lorquiana) respetó el deseo de Federico y lo publicó tal y como le fue entregado. Desaparecen así las dudas sobre si Bergamín hizo correcciones al texto de García Lorca.


-¿Seguirán apareciendo inéditos?

-Siempre hay cosas sueltas de Lorca. Hemos comprado dos romanceros dedicados, que tenían algunos dibujos procedentes de Argentina y Uruguay. Pero que nosotros sepamos no hay muchos más poemas inéditos.


-¿Está valorada la figura de su tío o pesan mucho los tópicos, el mito, el poeta mártir de la Guerra Civil?
-Cada vez se conoce más la obra y hay un mayor interés hacia ella, por sus textos, pero es muy difícil separar su obra de su figura. Pocos artistas como personas han tenido una trayectoria tan grande por su trágico final, la gente que lo rodeó, y todo eso está muy entrelazado. Ahora estamos viviendo unos años en los que por diversas razones se ha dado un nuevo interés por la obra de García Lorca, y creo que se debe al esfuerzo que se ha hecho desde la Fundación por ponerlo más directamente en relación con la creación contemporánea y darlo a conocer.


-¿Quiere decir que los creadores trascienden la obra lorquiana?

-Siempre que nos hemos acercado a un pintor, a un músico o a un escritor, la respuesta para crear algo desde García Lorca es positiva, entusiasta y enterada. Al ser todo esto mucho más viable, se ha creado una nueva corriente a la que no se le había puesto el oído, que aflora por reconocer su existencia y eso acerca la obra del poeta a públicos distintos, que no le habían prestado demasiada atención, y hay un García Lorca para todas las edades.


Figura recurrida


-¿Qué opina de los muchos personajes que han usado la figura de Federico para sus propios intereses?
-Eso es inevitable porque es una figura muy recurrida y se tienen más posibilidades de llegar a cualquier lugar de la mano de García Lorca, pero también hay artistas que han enriquecido su obra. Hay gente que lo ha usado como reclamo, pero las cosas al final acaban en su sitio. Creo que su legado no sufre por esos usos y siempre resurge.


-Hay quienes acusan a los herederos del poeta de ser excesivamente celosos de su obra.

-Hubo mucho control en el franquismo porque no queríamos que se utilizara la obra de García Lorca como si no hubiera pasado nada. En los últimos años se han dado los derechos a todo el que los ha pedido para hacer algo.


-¿La creación del Centro ha supuesto la reconciliación definitiva de la familia con Granada?
-En general la relación con Granada es muy positiva, y más aún desde que se ha empezado a construir el Centro. La reacción popular es muy positiva y eso es lo que percibo cuando voy por la calle, al mercado, a las tiendas y la gente se me acerca y me felicita. La creación del Centro ha costado más de lo que pensaba, y ha sido un proceso largo y complejo. Es algo lógico y normal que los fondos de García Lorca estén en Granada, porque podrían haber estado en cualquier otro lugar del mundo. Creo que su figura puede generar un foco importante de atención, estudio y creación que sólo una figura de la fuerza de Lorca puede crear, y mucho disfrute para la ciudad.


-Ustedes se oponen a la exhumación de los restos del autor.
-Respeto, protección y ordenación del lugar. Hay que añadir los nombres de los muertos que están ahí, acotar el lugar y tratarlo como un cementerio.


-Pero las familias de dos de los asesinados con Lorca han pedido recuperar los cuerpos.

-Me parece muy respetable, pero me gustaría pedirles que pensaran en la posibilidad de tomar ese lugar como tumbas de todos y recuerdo de las circunstancias en que murieron, y recordarles con sus nombres y no singularizarlos a los unos de los otros. Me parece muy violento lo de la exhumación porque tuve que exhumar los restos de Hermenegildo de los Ríos, y es muy desagradable. Tampoco hay seguridad de que estén enterrados en un lugar concreto y exhumar los cuerpos sería una manera de desvirtuar la historia; y ya no serían víctimas del mismo crimen si se les individualiza. El parque de Alfacar es un lugar histórico al que se puede ir a honrar a todos los muertos, y ahí están todos.


-Hay quienes dicen que ustedes se niegan a la exhumación porque los restos de su tío no se encuentran en Alfacar, que está enterrado en su finca de Nerja o en la misma Huerta de San Vicente, y que ustedes lo saben.
-Eso es del todo inverosímil y más aún que mi abuelo fuera a por los restos de Federico; y aún es más inverosímil que lo hubiera hecho y que no lo supiéramos. Además, mis familiares no eran nada de cementerios, de esa gente a la que le gusta ir a poner flores en las tumbas y todas esas cosas. Los García no han pisado un cementerio porque no entraba en sus costumbres.


Franco


-¿Es cierto que Franco les ofreció la recuperación del cuerpo de García Lorca?
-Fue una iniciativa que promovió Pemán y que le propuso a Franco, pero a la que mi familia se negó. Hay que tener en cuenta que mis padres regresaron del exilio a España en los años cincuenta, pero como ciudadanos americanos y no quisieron ir más allá. Fueron profesores de los programas de las universidades de Estados Unidos en Madrid. Pero la represión franquista persiguió a mi familia y mi primo Manuel Fernández-Montesinos García-Lorca estuvo dos veces en la cárcel por motivos políticos, y una de ellas durante dos años y medio.


-¿Cómo vivió la familia la homosexualidad de Federico García Lorca?

-Creo que hay que separar los tiempos, porque cuando vivía mi padre (Francisco García Lorca), que murió poco después que Franco, no se hablaba de ello. No se hablaba y con más razón para que su asesinato no se considerara o se pudiera interpretar como un crimen sexual. Quería destacar que su asesinato fue un crimen político. Para mi padre era difícil aceptar la homosexualidad de su hermano. Sin embargo, mi tía Isabel, en los últimos años hablaba de forma abierta de la homosexualidad, y acabó aceptándolo como algo natural. Me imagino que mi padre habló de ello con los amigos, pero jamás públicamente.


-¿En alguna ocasión se pusieron en contacto con la familia García Lorca algunas de las hijas de Ramón Ruiz Alonso, (Emma Penella y Terele Pávez) el hombre que detuvo a Federico, para dar una explicación o arrojar luz sobre el asesinato?
-Mi experiencia personal fue muy emocionante. Cuando representé 'La zapatera prodigiosa' en Madrid, me encontré el camerino lleno de rosas rojas y con una tarjeta de Emma Penella. La conocí en una situación muy dura. Siempre le tuve un aprecio personal enorme. Son personas por las que siento una gran admiración y respeto. Para ellas, la acción del padre era algo difícil de llevar, pero lo llevaron. Nunca hablamos del tema, pero no hacía falta.


-¿En algún momento intentó Salvador Dalí reanudar la relación con su familia?

-Tengo entendido que mi padre coincidió en Nueva York en alguna exposición con Dalí, pero no fue un encuentro muy caluroso, y menos aún después de la actitud de Dalí hacia Franco. No, no hubo relación.


-Un archivo argentino afirma tener las únicas grabaciones de la voz de García Lorca.

-Ese señor dijo que tenía las grabaciones con la voz, pero nunca las dio a conocer, y no sé si está esperando a que se mueran todos los que podrían reconocerla. Es muy verosímil que existan las grabaciones, pero lo raro es que no se hayan encontrado antes; y es que Federico García Lorca no paró de conceder entrevistas y de intervenir en las radios de Argentina y Uruguay, y era lógico que aparecieran algunas grabaciones, pero me extraña que no sean difundidas.