2008/10/28

> Berria: Indarkeria > DONOSTIA: INVESTIGAN SI EL DETENIDO POR VIOLACION PARTICIPO EN OTRAS DOS AGRESIONES

  • Investigan si el detenido por la violación en Donostia participó en otras dos agresiones
  • El inculpado, de 22 años, ya fue arrestado en julio por la Ertzaintza acusado de realizar tocamientos a una joven en un ascensor. La localización de una huella dactilar precipitó el arresto del sospechoso.
  • El Diario Vasco, 2008-10-28 # Javier Peñalba · DV · San Sebastián

La Ertzaintza ha detenido en San Sebastián a un joven como presunto autor de la violación de la chica de 19 años el pasado fin de semana en la capital guipuzcoana. El arresto se produjo ayer por la mañana. El detenido, de 22 años, permanecía anoche en los calabozos de la comisaría donostiarra y se espera que en las próxima horas sea puesto a disposición judicial. Los agentes asignados al caso investigan ahora si el sospechoso es autor también de otras dos agresiones sexuales aún sin esclarecer y que fueron perpetradas en septiembre y junio pasados en la capital guipuzcoana.


Una huella dactilar hallada en el portal de la víctima ha sido determinante para la resolución del caso. La agresión se produjo alrededor de las cinco y media de la mañana cuando la víctima regresaba a su domicilio, situado en la avenida de Barcelona, en el barrio de Riberas de Loiola. La joven fue abordada por un individuo cuando se disponía a entrar en el portal. Según las investigaciones, el agresor la sujetó y la obligó a introducirse en el interior del edificio, donde, según algunas fuentes, la condujo hasta la zona de garajes antes de consumar el delito.


Investigación
La denuncia cursada el mismo día de los hechos por la víctima llevó a la Ertzaintza a iniciar la oportuna investigación para detener al autor. Para ello, especialistas de la Unidad de Policía Científica llegados de la central de operaciones que el cuerpo tiene en Erandio efectuaron una minuciosa inspección del lugar en el que se perpetró la agresión. Allí, los agentes descubrieron una huella dactilar que, a la vista del punto exacto en el que apareció, presuntamente pertenecía al autor de la violación. El rastro hallado fue introducido en la base de datos policiales, lo que permitió conocer que pertenecía a un varón de 22 años, C.G.O.F., que ya poseía antecedentes por delitos de índole sexual. El sospechoso había sido detenido en el mes de julio, en la capital guipuzcoana, por realizar tocamientos a una chica en un ascensor. Estos hechos sucedieron el domingo 13 de julio cuando la víctima y su presunto agresor coincidieron en el elevador. Cuando ella iba a abandonarlo, el acusado le agarró por la espalda, la obligó a entrar de nuevo y le realizó diversos tocamientos. La chica intentó defenderse y comenzó a gritar, por lo que unos familiares suyos que vivían en el edificio acudieron a auxiliarla, retuvieron al individuo y alertaron a la Ertzaintza.


Una patrulla policial se trasladó al lugar de los hechos, detuvo al presunto agresor y lo condujo a dependencias policiales acusado de un delito de abuso sexual.


La localización el domingo pasado de la huella de este individuo en un escenario en el que su presencia no tenía a priori ninguna justificación indujo a los agentes a sospechar de él como presunto autor material de la violación. De esta manera, la Ertzaintza acordó ayer por la mañana su arresto y durante todo el día se llevaron a cabo diversas diligencias tendentes a confirmar su implicación en el delito. Según fuentes consultadas, los investigadores no tienen dudas respecto a la autoría del detenido en los hechos investigados.


Junio y septiembre
La Ertzaintza, asimismo, trata de determinar si C.G.O.F. está relacionado con otras dos agresiones sexuales en San Sebastián y que todavía permanecen sin esclarecer. Se trata de dos violaciones cometidas en las inmediaciones del paseo de Vizcaya. Una de ellas se llevó a cabo en septiembre y la otra en junio. En estos dos casos, el modo de actuar de los agresores se asemeja a este último de Riberas de Loiola. En todos, el autor actuaba en solitario, siguió a las víctimas hasta la puerta del portal, donde las forzó.


La Ertzaintza contempla la posibilidad de ponerse en contacto en las próxima horas con las víctimas de los anteriores delitos al objeto de obtener alguna nueva prueba que les permita confirmar la presunta implicación del sospechoso en las agresiones. No se descarta en este sentido que se decida la participación del ahora detenido en una rueda de reconocimiento.


El arrestado, de origen suramericano, se encontraba ayer en dependencias policiales y no pasará a disposición judicial en tanto no concluyan algunas diligencias que están pendientes de completarse.