2008/11/11

> Berria: Eliza > EL ARZOBISPO GARCIA ARACIL DICE QUE NUNCA DEFENDERA EL MATRIMONIO HOMOSEXUAL PERO RESPETERA A QUIENES SE CASEN

  • García Aracil dice que "nunca" defenderá matrimonio homosexual y "nunca" dejará de respetar a los que deseen contraerlo
  • Europa Press, 2008-11-11

El arzobispo de la Archidiócesis Mérida-Badajoz, Santiago García Aracil, afirmó hoy que "nunca" defenderá el matrimonio homosexual pero que "nunca" ofenderá ni dejará de querer y respetar a los homosexuales que quieran contraer matrimonio.


Así lo señaló hoy en respuesta a preguntas de los medios durante la presentación del Congreso Diocesano de la Familia que acogerá la Institución Ferial de Badajoz, Ifeba, entre los días 14 y 16 de noviembre, y en el que se estima que participarán alrededor de 400 personas.


Durante su intervención, el arzobispo de la Archidiócesis Mérida Badajoz dijo que "una cosa son las diferencias y otras los enconamientos", y estimó que en España "hace falta que se respeten las diferencias desde una perspectiva de diálogo y no se conviertan en motivo de enconamientos".


En este sentido, explicó que "uno de sus monaguillos ha contraído matrimonio a bombo y platillo con un amigo de la Universidad, y que cuando le ve le saluda afectuosamente del mismo modo que él también" lo hace.

En respuesta a cómo afecta la crisis a la institución de la familia, Santiago García Aracil dijo que "la familia en general es una institución que viene por Derecho Natural y que es leída e interpretada por muchos, de muchas maneras y muchas veces, de maneras diferentes. Y todo esto de acuerdo con las mismas corrientes filosóficas, puesto que hoy los filósofos son más defensores de otra cosa que del Derecho Natural", añadió.


"Claro al no defender el Derecho Natural pues no entienden que determinadas cosas tengan que ser así, sino que entienden que han de ser como se convengan en un Parlamento, en una corriente cultural y esto da lugar a distintos tipos de familia y por tanto, eso es una muestra de que hay una crisis", añadió.


A juicio del arzobispo de la Archidiócesis de Mérida Badajoz, la crisis "no quiere decir que esto se está descomponiendo sino que esto tiene muchos modelos y evidentemente que quien ve distintos modelos de esto, a la hora de elegir, se tiene que poner muy pensativo y reflexivo porque no es fácil y hay una pluralidad de ofertas gracias a Dios, en casi todo".