2008/11/04

> Berria: Homofobia > PILAR URBANO CARGO EN 1994 CONTRA LOS "MARICONES", "MACHIHEMBRAS", "MARIMACHOS" Y "SARASAS RICOS RECOMIDOS DE SIDA"

  • Pilar Urbano cargó en 1994 contra los “maricones”, “machihembras”, “marimachos” y “sarasas ricos recomidos de SIDA”
  • Escandalosas declaraciones de la biógrafa oficial de la Reina Sofía
  • El Plural, 2008-11-04 # José María Garrido
De todos es conocido que la autora de La Reina muy de cerca, Pilar Urbano, es numeraria del Opus Dei. Esta periodista y escritora, que pertenece desde hace muchos años al círculo de confianza de La Zarzuela, siempre se ha caracterizado por defender posturas muy conservadoras. Tanto es así que en 1994, Urbano no dudó en atacar a los “maricones”, “marimachos” y “sarasas recomidos de SIDA”. “Es una aberración contra natura… La cosa no va tanto porque quieran adoptar niños y formar extrañas familias, a base de dos lesbianas o dos maricas, disfrazándose de marido y mujer, y jugando a papás y mamás. No. Es mucho menos sentimental y mucho más pegado al vientre y a la pela. Hablan de convertir las uniones de derecho” lamentaba en 1994 Pilar Urbano en un artículo en Elle. “Zoológica cosa” Ya en aquel entonces, la periodista de cabecera de La Zarzuela reconocía su temor a que los homosexuales empiecen a equiparar el matrimonio y la pareja, “y dentro de esa aleatoria y zoológica cosa llamada la pareja -va de suyo que ahí no hay más que apareamiento-, digan que a efectos civiles y mercantiles, da lo mismo que sean un hombre y una mujer, que dos tíos, que dos señoritas”. “Maricón, machihembra, marimacho y sarasa” “Van por la pela. Se trata de generar derechos: una pensión de viuda para un maricón fiel hasta la muerte; una mensualidad indemnizatoria para la cónyuge machihembra abandonada por el cónyuge marimacho; la herencia del sarasa rico, recomido de sida… Pero, para que el aberrante esperpento cuele, echan mano de la fibra sensible: el derecho a adoptar niños. Hombre, en toda adopción hay una sustitución, una paternidad/maternidad simulada, de ejercicio y no de origen. Pero éstos, además de la simulación, buscan la suplantación y la impostura”. “Desviación” Por si esto fuera poco, Pilar Urbano, -para quien el homosexual merece el mayor de los respetos, “siempre que sepa apechugar con su desviación, a solas”-, osaba comparar a una pareja homosexual con un par de alpargatas. “Ni una yunta” “Dos homosexuales podrán ser un par, por aquello de ser dos, como las alpargatas. Pero nunca serán una pareja. Ni siquiera una yunta. Y por supuesto, jamás un matrimonio. Esa institución (monogámica, heterosexual, formalizada y consensual) o se da entre un varón y una hembra o no se da”, señalaba la autora de La Reina muy de cerca. “Enrarecido, enfermizo, deformante, vicioso y tarado” Por último, Urbano declara con los tintes homófobos que la caracterizan que “sería perverso y pervertidor que un niño, que una niña, se criase en el ambiente enrarecido, enfermizo, deformante, vicioso y tarado de un par de maricones o de lesbianas que fingen ser lo que no son, hacer lo que no hacen y dar lo que no tienen. No hay ni leyes, ni tribunales capaces de travestir a una hembra en un padre o a un macho e una madre…” Respuesta de Alas El escritor y periodista recientemente fallecido Leopoldo Alas criticó en el diario El Mundo el “artículo insultante –un cruce entre Torquemada y Cisneros”-, que la biógrafa oficial de la Reina Sofía dedicó a los homosexuales. “Alarmante y de mal gusto” “Todo en este artículo resulta alarmante y de mal gusto, pero en especial la falta de sensibilidad moral, e incluso religiosa, que manifiesta en su alusión a los enfermos de sida (…) ¿La libertad de expresión da para tanto? ¿Ignora acaso la señorita Urbano que muchas personas, precisamente por reprimir sus impulsos homosexuales, ingresan en órdenes y congregaciones religiosas (para vivir en soledad, como ella aconseja) dejando sin resolver su problema, como ha demostrado la historia a lo largo de siglos?”, apuntó Leopoldo Alas.