2008/12/12

> Berria: Argitalpenak > EL ENSAYO DE GIL-ALBERT SOBRE LA HOMOSEXUALIDAD SE PUBLICA EN FRANCIA

  • El ensayo de Gil-Albert sobre la homosexualidad se publica en Francia
  • El autor alcoyano, que se inspiró en el mito de Heracles, escribió el libro en 1955 aunque en España no vio la luz hasta 20 años después
  • Información, 2008-12-12 # José Ferrándiz Lozano
Con el título "Le style homosexuel. En Espagne sous Franco", la editorial Epel de París ha publicado por primera vez en francés "Heraclés", el ensayo de Juan Gil-Albert en el que reflexionó sobre la homosexualidad. El libro, escrito en 1955 en la finca que su familia tenía en Alcoy, no se publicó en España hasta veinte años después y fue definido entonces por el escritor como un breve tratado "sobre el único tema escabroso que queda en pie". Annick Allaigre, catedrática de la Universidad París VIII y especialista en los textos del autor alcoyano, ha sido la traductora de esta versión incluida en la colección "Les grands classiques de l'èrotologie moderne". La edición incluye un breve prólogo de Juan Antonio González-Iglesias y una introducción de la profesora francesa.

Juan Gil-Albert se inspiró en el mito de Heraclés, nombre griego de Hércules, para titular su ensayo. Partiendo de un suceso mitológico, el escritor alicantino desarrolló una reflexión sobre la homosexualidad, sabedor de que no podría publicarse en España, donde residía tras volver en 1947 de su exilio mejicano.

Esta elaboración en clandestinidad fue una de las cuestiones que interesaron a Annick Allaigre para decidirse por la traducción de "Heraclés" en un país en el que ya se tradujeron y publicaron "Valentín" y "Los arcángeles", actualmente descatalogados en Francia. "Me parecía -ha declarado a este periódico- que era importante dar a conocer la reflexión que sobre la cuestión homosexual, en condiciones increíbles de total aislamiento en una época en que era un auténtico tabú en todas partes y aún más en la España franquista, había elaborado Gil-Albert".

En su opinión, "Heraclés" recuerda uno de los textos clásicos en Francia sobre la defensa de la homosexualidad: la colección de ensayos de André Gide reunidos en su libro "Corydon".

La profesora francesa, que tomó como base para su traducción la edición de 2001 publicada por Pre-Textos y el Instituto de Cultura Juan Gil-Albert, confía en que el libro pueda interesar en su país ya que "es un texto arduo pero muy bello, con un tipo de razonamiento en el que se percibe la influencia del filósofo danés Kierkegaard, paradójico e irónico".

"Una manera de ser", al estilo de los diálogos platónico
La primera edición de "Heraclés" de 1975 llevaba un subtítulo esclarecedor, al estilo de los diálogos platónicos: "Sobre una manera de ser". La homosexualidad de Juan Gil-Albert le llevó a reflexionar sobre esa forma "de ser" que en la antigua Grecia no era considerada como "problema" y quedó estigmatizada moralmente por San Pablo, según su análisis. En su recorrido histórico, concluía que con la influencia de Freud el homosexualismo, en su interpretación científica, dejaba de ser pecado pero pasaba a considerarse patología, con lo que al homosexual se le calificaba como enfermo. Por ello el escritor confesaba que resultaba angustioso cuando escribía el libro -a mediados de la década de los cincuenta- "no poder hablar de lo que nos sucede".

Obviamente el ensayo "Heraclés" estaba condicionado por la época en que fue concebido y por las convenciones sociales adversas ante cualquier difusión pública de la homosexualidad. La revisión intelectual del escritor dejó esparcido su pensamiento en ciertas conclusiones. "Lo único sustantivo es ser un hombre, o una mujer. O un homosexual. Que es, por sí mismo, una manera sustancial de ser hombre", decía por un lado Gil-Albert mientras que por otro descreía de tópicos, entre ellos el de considerar el afeminamiento como rasgo distintivo.

"Heraclés" no fue su única obra sobre la temática, que le inspiró tres libros más: "Valentín", "Los Arcángeles" y "Tobeyo".