2008/12/12

> Berria: Homofobia > VATICANO "APOYARIA" LA HOMOSEXUALIDAD

  • Vaticano apoyaría la homosexualidad
  • Está a favor de la despenalización, pero en contra de los matrimonios
  • La secretaria de Estado francesa para los Derechos Humanos, Rama Yade, viajará a la sede de la ONU la semana próxima para “promover” un proyecto de declaración sobre la despenalización de la homosexualidad, activamente criticado por el Vaticano. Esta iniciativa, que ya recibió el apoyo de unos sesenta países, consiste en una declaración que será pronunciada en el marco de la Asamblea General de las Naciones Unidas.
  • Diario Popular, 2008-12-12 # ANSA • Ciudad del Vaticano
La Iglesia Católica está a favor de la despenalización de la homosexualidad, “eso no se pone en dudas”, pero rechaza los matrimonios entre personas del mismo sexo, declaró Federico Lombardi, director de la sala de prensa del Vaticano.

Lombardi aclaró así la posición del Vaticano, tras la polémica estallada por los dichos de su Observador Permanente ante la ONU, Celestino Migliore, contrarios al documento que Francia presentará en ese órgano multilateral en nombre de la Unión Europea para despenalizar la homosexualidad en el mundo. “No se discute, obviamente, que la Iglesia pueda estar a favor de criminalizar los comportamientos homosexuales o, incluso, la pena de muerte”, dijo.

“La Iglesia está en contra de leyes penales que consideren un crimen la homosexualidad”, sostuvo el jesuita Lombardi durante la presentación del mensaje del Papa por la paz. Pero, precisó, la Iglesia católica considera que “no todos los comportamientos sexuales se pueden poner en el mismo plano, en todas las situaciones y en todas las normas”.

No al matrimonio
“Un ejemplo al respecto es el del matrimonio. La Iglesia sólo reconoce el matrimonio entre un hombre y una mujer y no acepta poner al mismo nivel el de personas del mismo sexo”, aclaró el vocero vaticano.

Migliore expresó la semana pasada su oposición a la propuesta de Francia al afirmar que la despenalización de la homosexualidad puede “convertirse en un instrumento de presión o discriminación” contra los que sólo aceptan como válido el matrimonio entre un hombre y una mujer, como es el caso de la Iglesia católica.

Frente a la polémica, Lombardi quiso precisar que “ciertamente nadie quiere defender la pena de muerte para los homosexuales, como alguno querría hacer creer”.

Insistió en que el Vaticano sostiene “principios del respeto a los derechos fundamentales de la persona y de la negación de toda injusta discriminación”. Lombardi negó también que el Vaticano haya puesto en marcha una campaña contra la ONU, “como escribieron algunos diarios”.

“El documento galo aún no fue presentado y hay que saber de qué se trata. Por tal motivo no es el caso de hacer polémicas por una cosa que no está clara y que parece no será sometida a votación en la próxima asamblea de la ONU”, subrayó el jesuita.

Hay satisfacción
Por su parte, la asociación italiana de defensa de las minorías sexuales Arcigay, declaró: “Estamos satisfechos que Lombardi hiciera pública lo que se considera una clamorosa e histórica marcha atrás, pronunciándose a favor de la abolición del delito de homosexualidad”.

Aureliano Mancuso, presidente del Arcigay, difundió una nota sobre las declaraciones del vocero vaticano. “Tras diez días de iniciativas en toda Italia organizadas por varias asociaciones que defienden a las minorías sexuales, que tuvieron el sostén de la gran mayoría de la opinión pública, asociaciones humanitarias, diversos ambientes católicos, la prensa de todo el mundo, ahora el Vaticano, se vio obligado a precisar la posición de la jerarquía”, subrayó Mancuso.