2008/12/19

> Berria: Despenalizazioa > DIVISION EN LA ONU SOBRE LOS DERECHOS HOMOSEXUALES

  • División en la ONU sobre los derechos de los homosexuales
  • Reuters, 2008-12-19
La Asamblea General de la ONU se mostró el jueves dividida sobre el tema de los derechos de los gays, después de que una declaración redactada por países europeos que pedía la despenalización de la homosexualidad diera pie a la presentación de un documento alternativo en el que países árabes se oponían a la iniciativa.

Fuentes diplomáticas dijeron que una declaración conjunta presentada por Francia y Holanda reunió 66 firmas en la Asamblea de 192 países, después de que fuera leída por el representante de Argentina en una sesión plenaria. Una declaración rival, leída por Siria, reunió unas 60 firmas.

Las dos declaraciones continúan abiertas para firmas adicionales, dijeron los diplomáticos. No se redactó ninguna resolución sobre el tema y no hubo una votación, agregaron.

La división en la Asamblea General reflejó las leyes contradictorias sobre el tema en el mundo. Según los patrocinadores del texto franco-holandés, la homosexualidad es ilegal en 77 países, y en siete de ellos se castiga con la muerte.

El documento apoyado por la Unión Europea, que subrayaba que este mes se conmemoraba el 60º aniversario de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, señalaba que esos derechos se aplicaban igualmente a todas las personas, sin importar su orientación sexual o identidad de género.

El texto instó a los estados "a tomar todas las medidas necesarias (...) para asegurar que la orientación sexual o identidad de género no sea no bajo ninguna circunstancia base para penas criminales, en particular ejecuciones, arrestos o detención".

Pero el documento opuesto sostuvo que la declaración "se inmiscuye en materias que están esencialmente en la jurisdicción local de los estados" y podría conducir a "la normalización social, y posiblemente a la legitimación de muchos actos deplorables, incluyendo la pedofilia".

"Notamos con preocupación los intentos por crear 'nuevos derechos' o 'nuevos estándares' al malinterpretar la Declaración Universal y los tratados internacionales para incluir nociones que nunca fueron articuladas ni aceptadas por los miembros en general", agregó el texto.

Esto, según el documento de los países árabes, podría "poner seriamente en peligro todo el marco internacional de los derechos humanos".

Los países musulmanes se han opuesto durante años a los intentos internacionales para legalizar la homosexualidad.