2008/12/19

> Berria: Erakusketa > GASTEIZ: TINTIN LLEGA EN "DOS CABALLOS"

  • Tintín llega en 'Dos Caballos' a Vitoria
  • La Vital presenta una completa muestra sobre el personaje de Hergé y cinco coches de sus aventuras. La mayoría de piezas son de una colección privada
  • El País, 2008-12-19 # Txema G. Crespo • Vitoria
Ayer llegó a Vitoria ese periodista que nunca escribió un reportaje y quien, sin embargo, recorrió miles de kilómetros, desde sus inicios en el país de los soviets, hasta la misma Luna o las selvas latinoamericanas. Es Tintín, el reportero solitario, de rubio tupé característico, acompañado por su mascota Milú, amigo de un viejo lobo de mar, el capitán Haddock; una diva del bel canto, la Castafiore; un científico extravagante, el profesor Tornasol, y una pareja de detectives surrealistas, Hernández y Fernández. La historia del universal Tintin, protagonista de 24 aventuras (y dos inconclusas) creadas por el dibujante belga Herge [Georges Remi (Etterbeek, 1907-Bruselas, 1983)], se presenta desde ayer en la sala de la Fundación Caja Vital (Postas, 13-15), donde permanecerá hasta el próximo 15 de febrero.

En principio, en España, el personaje de Tintín se iba a llamar Pepito, por decisión de la editorial belga Casterman, que en 1952 decidió traducir sus aventuras al castellano. Su amigo Haddock debió responder de inmediato con alguna de sus memorables soflamas, al estilo de "¡Ostrogodos, zulús, bereberes!", porque Casterman rectificó de inmediato y mantuvo el nombre de Tintín, para inmensa fortuna de los lectores en español. Ésta es una de las exclusivas de esta muestra, que tiene como principal fondo la colección de Jordi Tardá, quien aporta más de 400 piezas a la exposición, tan sólo un 15% de las que componen su colección sobre el personaje.

Tardá, veterano periodista musical, coleccionista de todo lo relacionado con Hergé desde 2004, explicó en Vitoria algunas de las singularidades de la exposición Tintín en el mundo de Hergé: "Además de esa prueba de su primera denominación como Pepito, también hemos incluido el primer autorretrato de Hergé , así como juguetes inéditos vinculados con el mundo de Tintín".

Los fanáticos encontrarán piezas únicas, como un ejemplar de La estrella misteriosa, dedicado al rey Balduino de Bélgica, además de numerosos originales de un creador minucioso y detallista en la ambientación de las aventuras, hasta el punto de que la escenografía se puede reproducir hoy en día. La muestra incluye hasta cinco de los coches que utilizó Tintín en sus aventuras, como el Citröen Dos Caballos de El asunto Tornasol, o el Willys MB Jeep de Tintín en el país del oro negro, cedidos por el Araba Classic Club. También se exhibe por primera vez el primer autorretrato de Hergé, de 1930.

Tintín cumplirá en la capital alavesa 80 años el próximo 10 de enero. En esa fecha de 1929 apareció por vez primera en la revista Le Petit Vingtième el personaje creado por Hergé, que tuvo su antecedente en otro llamado Totor, del propio dibujante belga, y que mantenía algunos rasgos del popular reportero, como su vinculación a los valores scout.

Después de aquella primera edición de Tintín en el país de los soviets, en la actualidad está valorada en 62.000 euros, Hergé afinó el lapicero, mejoró estilo y comenzó a pergeñar historias más redondas en las que el joven barbilampiño y atildado, siempre acompañado de su perro Milú, vivía aventuras en los cinco continentes.

El Congo, China, los Balcanes o Latinoamérica, Egipto y los Estados Unidos acogieron al periodista belga que pasa largas temporadas en la mansión de Moulinsart del capitán Haddock. En la exposición que presenta la Vital se puede apreciar hasta el último dibujo de Hergé, sin olvidar el complejo proceso que lleva a la escritura de una de sus aventuras, partiendo de las obras de referencia en las que se inspira.

Tintín en el mundo de Hergé se completa con una muestra de la rotulación exclusiva que el autor realizó en 1958 para su primer trabajo en España, El Cetro de Ottokar, los dibujos preparatorios para la historia de Tintín en el Tíbet, proyecciones de películas y esbozos, anotaciones o estudios de los personajes rechazados por Hergé para la realización de Tintín y los pícaros y que fueron encontrados en la papelera de su despacho.