2008/12/19

> Berria: Despenalizazioa > LA ARGENTINA IMPULSO EN LA ONU LA DESPENALIZACION DE LA HOMOSEXUALIDAD

  • La Argentina impulsó en la ONU la despenalización de la homosexualidad
  • Una declaración en contra de la violación de los derechos humanos por la orientación sexual o identidad de género fue presentada por el país ante la asamblea internacional, con el respaldo de 66 países
  • InfoBae, 2008-12-19
"Es un hecho histórico porque es la primera vez que la Asamblea de Naciones Unidas hace una declaración sobre orientación sexual o identidad de género", dijo Pedro Sottile, abogado de la Comunidad Homosexual Argentina (CHA), desde Nueva York, donde se desarrolló la reunión internacional.

La declaración, que fue leída por el embajador argentino ante la ONU, Jorge Argüello, condena la violación a los derechos humanos que se cometen en muchos países por la orientación sexual o identidad de género, con ejecuciones, violencia, sanciones penales, torturas, detenciones o arrestos arbitrarios.

También se refiere a las amenazas a los defensores de los derechos humanos y discriminación en el acceso a los derechos económicos, sociales y culturales, incluido el derecho a la salud.

La declaración, firmada por 66 países de todos los continentes, hace "un llamado para que se tomen medidas administrativas y legislativas para que no haya acciones penales ni detenciones por orientación sexual o identidad de género", dijo el abogado.

Asimismo, agregó que en el texto se plantea que "se investigue la violación a estos derechos y que los responsables tengan la consecuencia de la Justicia".

Sottile remarcó que la actitud de la Argentina permite "afianzar el compromiso de nuestro país para el cumplimiento y defensa de estos derechos humanos".

Destacó que a nivel local "en la CHA estamos muy contentos que Argentina sea una de las impulsoras de esta declaración porque justamente ahora le toca en el orden interno adecuar las legislaciones para cumplir con esta declaración".

"Como por ejemplo -continuó- modificar la ley nacional antidiscriminatoria incluyendo la orientación sexual o identidad de género como causal de discriminación".

Planteó también la necesidad de "erradicar los códigos de faltas que criminalizan sobre todo a las travestis y personas trans, que son perseguidas y abusadas por las policías de las diferentes provincias".

Sottile dijo que tras la lectura de la declaración sólo habló "la República Árabe Siria que tomó la palabra para decir que ellos no firmaron la declaración, que era peligroso introducir esta temática en los mecanismos de Naciones Unidas, y plantearon un discurso de promover la familia natural".

El abogado de la CHA dijo que Siria junto con Egipto y los países islámicos en general "tienen una tradición muy fundamentalista con respecto a los derechos humanos y en algunos de ellos rige la pena de muerte".