2008/12/02

> Berria: Homofobia > FRANCIA PROPONE DESPENALIZAR LA HOMOSEXUALIDAD Y EL VATICANO SE OPONE

  • Francia propone despenalizar la homosexualidad y el Vaticano se opone
  • Francia quiere que la homosexualidad deje de ser delito en todo el mundo. El Vaticano se opone y alega que se crearían "nuevas discriminaciones". En 90 países la homosexualidad está reprimida. En una decena se castiga con la pena capital
  • RTVE, 2008-12-02

La propuesta que Francia presentará ante la ONU para lograr la despenalización universal de la homosexualidad a partir del próximo 10 de diciembre ha generado polémica en los últimos días.


Francia, como presidente de turno de la Unión Europea, anunció en mayo su intención de presentar un proyecto para lograr que la homosexualidad deje de ser delito en cerca de 90 países, como sucede en la actualidad.


La iniciativa encontró respuesta este lunes a través del representante permanente del Vaticano ante la ONU, el arzobispo Celestino Migliore, quien se opuso de manera firme a la iniciativa francesa. "Una propuesta de este tipo crearía nuevas e implacables discriminaciones" ha asegurado Migliore.


En opinión del representante eclesiástico, la despenalización universal de la homosexualidad "pondría en la picota a los estados que no reconocen las uniones del mismo sexo y que serían presionados".


Celesino Migliore ha afirmado que "el catecismo de la Iglesia católica dice, y no desde hoy, que en lo que respecta a las personas homosexuales se debe evitar cualquier muestra de injusta indiscriminación; pero aquí la cuestión es otra".


Las manifestaciones del representante del Vaticano en la ONU han motivado una cascada de reacciones, la mayoría contrarias a sus palabras.


"Actitud grotesca"
Un editorial del periódico italiano La Stampa asegura que el razonamiento del Vaticano en este caso es "grotesco".


En su edición de este martes, el diario ha destacado que la Santa Sede teme "una reacción en cadena a favor del reconocimiento legal de las uniones homosexuales en países que, como Italia, no tienen actualmente legislación al respecto".


Franco Grillini, fundador y presidente honorario de Arcigay, colectivo italiano que defiende los derechos de los homosexuales, ha calificado el razonamiento del Vaticano de "imbecilidad y locura".


"La resolución de Francia, que es apoyada por los 27 estados miembros de la Unión Europea, no tiene nada que ver con el matrimonio gay; se trata de detener las penas de prisión y muerte para los homosexuales", ha manifestado Grillini.


El Vaticano insiste
El Vaticano no ha desautorizado las declaraciones del arzobispo Migliore pero sí las ha matizado. El portavoz de la Santa Sede, Federico Lombardi, ha señalado este martes que "obviamente ninguno quiere defender la pena de muerte para los homosexuales, como alguno querría hacer creer".


Pero Lombardi ha insistido en la oposición del Vaticano a la propuesta francesa y ha recordado que hay otros 150 estados de la ONU que no se han adherido a la propuesta francesa.


Mientras, Francia ha defendido este martes su iniciativa de despenalización, a pesar de las críticas eclesiásticas. "La idea no es crear una nueva norma de derecho sino, a partir de los textos existentes, crear una dinámica en favor de la despenalización", ha manifestado el ministro de Exteriores, Eric Chevallier.

"Una propuesta justa"
El portavoz francés ha recordado que la legislación de unos 90 países reprime la homosexualidad, mientras "una decena" la castiga con la pena de muerte. Por esa razón, cree que solicitar la despenalización es una práctica que respeta el derecho actual y que Francia considera "justa en el plano ético y humano".


El titular francés de Exteriores ha recordado que el proyecto de 'declaración sobre la orientación sexual y la identidad de género' que anunció el pasado mes de mayo la secretaria de Estado de Derechos Humanos, Rama Yade, cuenta con la coautoría de países como Argentina, Brasil, Japón, Noruega, Holanda, Ucrania, Croacia, Gabón y Nueva Zelanda, mientras otros estados estudian su adhesión.