2008/12/10

> Berria: Justizia > AIDA NIZAR, CONDENADA A 300 EUROS POR UNA FALTA DE LESIONES

  • Aída Nizar, condenada a 300 euros por una falta de lesiones
  • Absuelto el joven a quien la ex concursante de 'Gran hermano' denunció por agresión
  • Europa Press, 2008-12-10
El Juzgado de lo Penal número 3 de Valladolid acordó absolver del delito de lesiones al joven Alvaro L, a quien el Ministerio Fiscal y la acusación particular responsabilizaban de una agresión sufrida el 14 de marzo de 2006 por la ex concursante de Gran Hermano Aída Nizar y a resultas de lo cual ésta sufrió la perforación del tímpano izquierdo y la fractura de los huesos propios de la nariz.

En su fallo, el juez fundamenta la absolución del joven en el principio in dubio, pro reo, dadas las dudas surgidas respecto de que las lesiones de Aída Nizar pudieran haberse producido antes de los hechos.

Y es que el informe de la doctora que atendió a la ex gran hermana tenía fecha anterior al incidente, según informaron a Europa Press fuentes jurídicas.

Por contra, Aída Nizar, que compartió banquillo con su supuesto agresor al haber sido denunciada también por éste, fue condenada al pago de una multa de 300 euros como autora de una falta de lesiones. Su abogado, disconforme con el fallo, anunció ya su intención de recurrir en apelación ante la Audiencia vallisoletana.

Los hechos se produjeron sobre las 19.17 del 14 de marzo de 2006 en la calle Juan de Juni cuando, según el fiscal, la polémica ex gran hermana y contertulia de televisión y el joven Alvaro L. mantuvieron una agria discusión, por motivos no aclarados, en el transcurso de la cual ambos se propinaron mutuamente bofetadas.

Al lugar acudió una patrulla de la Policía Municipal, que observó cómo Aída Nizar tenía cogido por el cuello al joven y le golpeó por dos veces con la mano abierta, tras lo cual los agentes separaron a ambos contendientes, sin poder evitar que una vez más ella le abofeteara al tiempo que le llamaba "niñato de mierda".

Los policías comprobaron igualmente que el joven presentaba inflamación de la parte derecha de la cara, sangre dentro de la boca y el jersey rasgado, mientras que ella tenía una uña rota parcialmente.

Como consecuencia de la agresión, Aida Nizar aseguró haber sufrido la perforación del tímpano del oído izquierdo, fractura de nariz y una herida contusa en el cuero cabelludo que requirió de varios puntos de sutura.

Tardó en curar de sus heridas 126 días, 15 de los cuales con impedimento de funciones. Su supuesto agresor y agredido, el ahora absuelto Alvaro L, sufrió contusiones en la cara y mandíbula y requirió de una primera asistencia. Necesitó para su curación cinco días, sin impedimento de funciones.

La versión de la condenada es que el incidente se produjo cuando comenzó a ser seguida por el paseo de Zorrilla de la capital por un grupo de jóvenes que le dirigió insultos del tipo "puta lesbiana" o "no tienes tantos cojones como en televisión, cobarde", a la vez que le realizaban fotos con sus teléfonos móviles.

Ante la situación planteada, la joven asegura que optó por entrar en una perfumería, a la espera de que se calmaran los ánimos y el grupo que la perseguía dejara de acosarla y se marchara. Pasados unos minutos, Aida Nizar abandonó el establecimiento y se dirigió hacia su casa, en la calle Recoletas, si bien a la altura de Juan de Juni se topó nuevamente con el grupo de jóvenes, uno de ellos, según refiere la agredida en su denuncia, le propinó un bofetón tras anunciarle que lo que la iba a hacer no eran fotos sino darle una "hostia".