2008/12/09

> Berria: Politika > LA UE EXIGE A MUGABE QUE DEJE EL PODER EN ZIMBABUE

  • La UE exige a Mugabe que deje el poder en Zimbabue
  • El País, 2008-12-09 # R.M. de Rituerto · Bruselas

La Unión Europea se sumó ayer al coro de voces, incluidas las africanas, que exigen a Robert Mugabe que abandone la presidencia de Zimbabue, país asolado por una grave crisis política y económica e incapaz de hacer frente a un brote de cólera que ha causado más de 500 muertos.


El francés Nicolas Sarkozy, presidente de turno de la UE, fue tajante: "Tiene que irse. Zimbabue ya ha sufrido lo suficiente". En Bruselas, y tras una reunión de ministros de Exteriores, Javier Solana, coordinador de la política exterior comunitaria, le secundó. Dividida sobre qué hacer e imposibilitada para enviar una misión militar, como ha propuesto Kenia a la Unión Africana, la UE acordó ampliar con una decena de nombres la lista de casi 170 gerifaltes de Zimbabue que tienen vetado su acceso a la Unión Europea.


Bernard Kouchner, ministro de Exteriores francés, presidió la reunión en la que los europeos decidieron, sin saber muy bien cómo hacerlo, apretar las clavijas a Mugabe. Kouchner reclamó la intervención de la comunidad internacional a través de la Organización Mundial de la Salud (OMS) ante el azote del cólera.


Incapacidad en Congo
Fundador de Médicos sin Fronteras, el ministro también aireó su indignación ante la incapacidad de la UE para actuar en la otra sangrante crisis africana, la de la República Democrática de Congo: "Es una indignación, desgraciadamente no compartida por todos entre los Veintisiete", clamó. "Si Europa, esta aventura política y moral, no responde a una situación tan cruel, ¿qué es Europa?".


La última llamada de socorro a la UE la ha cursado el secretario general de Naciones Unidas, quien ha pedido soldados europeos para intervenir en Congo. Una misión de transición mientras la ONU encuentra unos 3.000 cascos azules más con que reforzar a los 17.000 ya desplazados a Congo. A la urgencia de la petición de Ban Ki-moon se le dio ayer una solución típicamente comunitaria: estudiar qué hacer y detallar un abanico de posibilidades (técnico / militar, humanitaria y política) sobre las que pronunciarse más adelante. España dice estar dispuesta a participar en lo que se acuerde.


Sí hubo consenso en que hoy se dé la orden para poner en marcha la operación contra la piratería en Somalia.