2008/08/12

> Berria: Homofobia > CANADA: LA "IGLESIA DEL ODIO" NO PUDO INTERRUMPIR UN FUNERAL

  • Grupo religioso anti-gay no pudo interrumpir funeral en Canadá
  • Universo Gay, 2008-08-12

Los seguidores del reverendo Fred Phelps, de la Iglesia Baptista Westboro en Topeka , Kansas, vieron frustrados sus intentos de interrumpir el funeral en Winnipeg (Canadá) del joven de 22 años que el pasado 30 de julio fue degollado, apuñalado y decapitado en un autobús de la compañía Greyhound sin motivo aparente. La proclama de este grupo es que todas las cosas malas que pasan en Estados Unidos se deben a un castigo de su dios por ser "demasiado" tolerantes con los gays.


El grupo de Fred Phelps es bien conocido por sus apariciones, totalmente irrespetuosas, en funerales de estadounidenses fallecidos en Irak y por las que ya han recibido condenas con multas elevadas.


En esta ocasión, se dirigieron a la población de Winnipeg, Canadá, para dejar bien claro que si alguien es asesinado sin motivo aparente en un autobús, la culpa es de los homosexuales y de los gobernantes que permiten que Estados Unidos sea "demasiado" pro-gay. Según ellos, esta muerte, así como por ejemplo la de los soldados estadounidenses en Irak, son muertes deseables por ser una demostración de que su dios existe y está castigando al país por su tolerancia inaceptable ante la homosexualidad. Tan demencial como suena. Para muestra, un botón: en la foto que ilustra esta noticia se puede ver a la esposa y la hija del reverendo Fred Phelps (Shirley Phelps-Roper y Megan, respectivamente) en una de sus manifestaciones en California, portando pancartas con mensajes como "Da gracias a Dios por los soldados muertos", "Matrimonio maricón" (mostrando un dibujo de una penetración anal superpuesta a una bandera de Estados Unidos invertida), "América está maldita", "Bodas de maricones" (con el dibujo de un perro), una referencia a Romanos 1:26 (interpretada desde el 400 d.C. como una condena del lesbianismo, aunque en realidad lo que "condena" es a las mujeres heterosexuales que practican sexo anal para evitar la procreación)... eso sin contar con la camiseta de GodHatesFags.com, la página web en la que explican su postura, y que se puede traducir como "Dios odia a los maricones".


Una directiva del Ministro de Seguridad Pública, Stockwell Day, indicaba a los guardas fronterizos que no permitieran el acceso a Canadá a los miembros de este grupo, habida cuenta de su anuncio de convertir en un show homofóbico el funeral de una persona salvajemente asesinada y de las quejas que esto había supuesto. Sin embargo, posteriormente los miembros de la iglesia anunciaron que ya habían entrado en el país ya que, después de impedírseles el acceso al país el pasado jueves, todo el material homófobo y referente a su iglesia fue enviado a través de una empresa de mensajería para así poder pasar desapercibidos y no se les bloqueara el paso.


Finalmente, la protesta no fue llevada a cabo debido a la gran presencia policial que hubo durante el día del funeral en la ciudad, y a que el día anterior más de 500 habitantes de Winnipeg patrullaron las calles para impedir que los familiares y amigos de la víctima vieran cualquier cosa que pudiera ofenderles.


Los seguidores de esta iglesia tampoco hicieron acto de presencia en otros dos actos que pretendían boicotear en Canadá: una obra de teatro en Red Deer, Alberta, titulada El Proyecto Laramie (sobre el cruel asesinato homófobo del joven estudiante universitario Matthew Shepard, que conmovió todo Estados Unidos por su extrema crueldad e hizo que Bill Clinton se involucrara algo más en la lucha contra la homofobia), y una obra satírica titulada El Proyecto del Pastor Phelps que se interpretaba en Toronto.