2008/11/01

> Berria: Indarkeria > CONCENTRACION EN DONOSTIA: LOS HOMBRES QUE ODIAN A LAS MUJERES

  • Los hombres que odian a las mujeres
  • Un centenar de manifestantes repudió ayer en Donostia la agresión sexual que sufrió una joven de 19 años el fin de semana pasado en el barrio de Riberas de Loiola. Las convocantes reclamaron tolerancia cero a este tipo de delitos
  • Noticias de Gipuzkoa, 2008-11-01
“Bortxaketari gogor erantzun". El lema no podía ser más elocuente. Tolerancia cero a cualquier tipo de agresión sexual. La tarde era desapacible como pocas, sobre todo cuando el frío y la lluvia arreciaron inclementes a las 19.30 horas. La verdad es que se ponían las cosas difíciles, al menos, para los intereses de la coordinadora feminista de Donostia, convocante de la concentración contra la agresión sexual cometida la semana pasada en el barrio donostiarra de Riberas de Loiola.


Lo más fácil era quedarse en casa, y por eso sorprendía sobremanera la adhesión con la que finalmente contó la cita, secundada por un centenar de personas. Había alguna que otra cara conocida de la vida política municipal, como la de la concejala de Igualdad en el Ayuntamiento de Donostia, Ainhoa Beola, además de militantes sindicales y miembros de colectivos de gays y lesbianas.



Todos ellos, tras diez minutos de silencio, comprobaron cómo se sumaba a la protesta un nutrido grupo de vecinos del barrio de Herrera, que blandiendo banderines verdes expresaban al mismo tiempo su hartazgo, frente al Ayuntamiento de Donostia, por las reformas que está experimentando el barrio en contra de sus intereses.



Fue entonces, en comunión, cuando se dio lectura a un manifiesto en el que portavoces de la coordinadora feminista denunciaron que "las agresiones machistas se dan dentro y fuera de casa, con luz y sin luz". Y pusieron especial celo en precisar que no son la inmigración, ni la precariedad, ni el alcohol, ni siquiera el amor, los argumentos que pueden justificar una agresión sexual como la que se vivió hace unos días. "No, el problema son los hombres que odian a las mujeres", sentenciaron las convocantes.



Las denuncias: Facilitar el trámite


A pesar de que la Ertzaintza ha practicado en lo que va de año 102 arrestos por delitos contra la libertad sexual, la coordinadora se mostró convencida de que la mayor parte de las violaciones "no se denuncian", por lo que juzgaron "indispensable y urgente" facilitar el trámite cuanto antes. Acabado el discurso, llegaron las proclamas de todo tipo, que fueron subiendo de tono según arreciaba el temporal. "Erasoren aurka, autodefentsa". "Estamos hasta el culo, de tanto tío chulo". Entre tanto griterío, se mostraba indignado Iñigo Ayertza, integrante del colectivo de gays y lesbianas EHGAM. "Es verdad, ya está bien de tanta agresión. Menudo veranito que hemos pasado, soportando ataques de todo tipo. Por eso hemos venido, para mostrar nuestro rechazo a toda expresión violenta", expresaba el joven, refugiado del temporal en el Kiosco del Boulevard.


Sus palabras se entremezclaban con los gritos de los convocantes, que reclaman "caña a los agresores". Sin tanta vehemencia, eran palabras que suscribía Esther Aranzabal, una de las vecinas del barrio de Herrera que había decidido sumarse a la protesta. "Quiero expresar mi solidaridad con quien sufre este tipo de ataques y su entorno. Es una pena. Creo que las mujeres somos mucho más vulnerables ante este tipo agresiones", confesaba la mujer, acompañada por su hija pequeña.


Chelo, de 71 años, acudía por vez primera a una concentración de estas características, pero llevaba tiempo pensándolo. "Es que veo que las violaciones son un problema que va a más", decía la mujer. Junto a ella, la salvadoreña Alejandra Castrillo, de 19 años, confesaba sentirse "un poco más insegura cada día que pasa" cuando sale por la noche. "Vivo en Errenteria, y es algo que tengo muy presente", admitía. Media hora después la concentración llegaba a su término con un reivindicativo "Gora borroka feminista", y la marea se dispersaba con la banda sonora de la txaranga que acompañaba a los vecinos de Herrera.


  • Nota de EHGAM-DOK: En el original la organización aparece como Egham.