2008/11/02

> Berria: Politika > SOFIA DE GRECIA: "EL SUICIDIO ASISTIDO ES BUSCAR COMPLICES PARA UN HOMICIDIO"

  • "El suicidio asistido es buscar cómplices para un homicidio"
  • El País, 2008-11-02 # E.G. • Madrid
- Religión y escuela. "Se ha de enseñar religión en los colegios, al menos hasta cierta edad: los niños necesitan una explicación del origen del mundo y de la vida". (...) ¿Libertad religiosa? Sí, por supuesto. Pero no como estrategia para hacer un... ¿batiburrillo?... de religiones, y que al final, se disuelva el hecho religioso. (...) Aquí no hay iglesia, hay una ermita. Tenemos misa de los domingos. Y vamos los que estamos. Si mi hijo está, él ayuda de monaguillo".

- Homosexualidad. "Puedo comprender, aceptar y respetar que haya personas con otra tendencia sexual, pero ¿que se sientan orgullosos por ser gays? ¿Qué se suban a una carroza y salgan en manifestaciones? Si todos los que no somos gays saliéramos en manifestación... colapsaríamos el tráfico. Si esas personas quieren vivir juntas, vestirse de novios y casarse, pueden estar en su derecho, o no, según las leyes de su país: pero que a eso no lo llamen matrimonio, porque no lo es. Hay muchos nombres posibles: contrato social, contrato de unión".

- Aborto y eutanasia. La periodista pregunta:

-¿Está a favor del aborto?

-En absoluto

-¿Y de la eutanasia?

-No soy partidaria. La vida y la muerte no están en nuestras manos. ¿Muerte digna? Totalmente de acuerdo. (...) El suicidio asistido es otra forma de presentarlo [la eutanasia], pero... ni en el nombre están acertados. ¿De qué se trata? De conseguir unos cómplices para un homicidio.

- Violencia de género. "Violencia doméstica, palizas, incluso parricidios... han ocurrido siempre. Ahora se informa más y con todo detalle. En cierto modo, se provoca un contagio, se dan ideas que otros imitan. Los propensos tienen un filón en esas noticias".

- Feminismo e igualdad. "Fisiológicamente y psíquicamente, somos diferentes. (...) Sí, igualdad de derecho y derecho a la diferencia. Las leyes civiles no pueden ignorar las leyes naturales. (...) No soy feminista ni machista. No me gustan las cuotas en los cargos de dirección o de Gobierno".

- Familia. "La inmensa mayoría de las familias son normales, como ha sido siempre la familia natural: marido, mujer, hijos, nietos... No una comuna de gente en aluvión, o trozos de familia, los hijos de él con la primera mujer, los de ella con el marido anterior, que se pretenden juntar de un modo artificial... Por muy potente que sea una moda, por mucha propaganda que le echen, hay cosas que no cambian, el hombre y la mujer, como pareja inicial, es una ley congénita con nuestra naturaleza. Y no es una ley de animales, es exclusivamente humana".

- Republicanos. "No hay que ser republicano ni monárquico, sino cons-ti-tu-cio-na-lis-ta. Hasta el sindicalista o el comunista más acérrimo, si está con la Constitución, tiene que estar con la Monarquía, que es lo que ahí pone. (...) Hoy, un republicano en España está tan fuera del contexto actual del país como... un monárquico en Francia. Para los republicanos, nadie tiene derechos de cuna. Ahora bien, cuando esos republicanos son ricos, o tienen un negocio, o una casa, ¡bien que dejan las propiedades en herencia a sus hijos! Coherencia, pues".

- Ceuta y Melilla. "Ceuta y Melilla son España. En nuestra visita todo el mundo se echó a la calle para decir eso: 'Somos españoles'. Lo que pasa que Mohamed, igual que su padre, cada dos por tres tiene que protestar y reclamar para que la cuestión siga abierta. Hassan II a mi marido intentaba tenderle trampas: 'Ven, ven a Ceuta o Melilla, y yo te monto allí un recibimiento por todo lo alto'. Había que decirle: 'Pero Hassan, ¿cómo vas a recibirme en unas tierras que son mías?".

- Monarquía federal. "Si esa Constitución se hiciera en el Parlamento y el pueblo español la aprobara y, sobre todo, si sirviese para unir, no para disgregar... Si sirviese para que todos se sintieran a gusto 'en su casa común' bien reconocidos y formando parte de España, pero de una sola España, no de quince o diecisiete trocitos de España... Quizá, tal vez... podría ser una solución".

- George Bush. "Por muy horribles y asesinos que fuesen los atentados terroristas del 11-S, no justifican lo que vino después: Afganistán, Irak... Han creado un infierno sin salida. Me pareció muy bien que Bush fuese a la zona cero a dar las gracias y a animar a los bomberos y voluntarios... Y se puede entender que les prometa que hará justicia. Pero ¿meter a todo su país y a un montón de países aliados en unas guerras de venganza y destrucción? ¡No puedo entenderlo! ¿Quién le asesoraría para tomar tales decisiones?". Dicen que 'los halcones', como si con eso estuviese dicho todo...".

- Putin y Rusia."Putin es muy autoritario. Él conoce su país, y quizá Rusia necesita que la gobiernen con mucha autoridad...".

- Aznar. "Hubo una relación fluida. ¿Falta de empatía? No fue antipático con nosotros. Tal vez algo en su aspecto, su expresión tan seria no le ayudaba".

- Caza y maltrato animal. [La caza es una de las grandes aficiones del Rey] "Si yo me pierdo en un bosque, y pasan los días y no tengo qué comer, cazo. Pero cazo para sobrevivir. Pero ¿cazar como diversión? Que hagan lo que quieran, pero yo no lo comparto".

- Primo de Rivera. "José Antonio había fundado una Falange más bien proletaria y socialista".

- Visita a Grecia. "El Palacio Real de Atenas era mi casa mientras viví allí. Entrar en el despacho de mi padre y los mismos cuadros, los mismos muebles, pero detrás de la mesa está sentado otro. Legítimamente, pero otro. Donde siempre vi al rey, veo al presidente de la República. Me repugnaba estar allí. (...) Tanto, que tuve un golpe de náusea física".

- El Rey no abdicará. "A un rey sólo debe jubilarle la muerte. (...) Que muera en su cama y se diga: 'el Rey ha muerto'. (...) No es urgente reformar la Constitución (...) Ni el Rey está cansado ni el Príncipe está impaciente. (...) ¿Abdicar? ¡Nunca! El rey no abdicará jamás. Ni lo hablamos nunca. Se da por sobrentendido que reinará hasta la muerte".

- Ataques a la Monarquía. "¡No somos de piedra! Hacerse el sordo cuesta. Callarse cuesta. Todos tenemos nuestro amor propio. Pero hay que tragarse el sapo: sonreír, como si nada. La crítica a las claras no molesta. Se encaja y punto. Lo más desagradable es cuando el que critica tiene mala baba, y se le notan las ganas de hacer daño. ¡Buaj! (...) Pero bueno, ya los conocemos: son los mismos. Y volvemos a lo de siempre: libertad de expresión, ¡sagrada libertad de expresión!".