2008/12/23

> Berria: Indarkeria > LAS VICTIMAS DEL MALTRATO CRITICAN EL ESFUERZO QUE HACEN PARA SER CREIDAS

  • Las víctimas de maltrato critican el esfuerzo que hacen para ser creídas
  • Un informe de Emakunde revela que se sienten enjuiciadas y no comprendidas. El lenguaje jurídico de las vistas y la coincidencia en los pasillos con el agresor son las principales quejas de las mujeres
  • Noticias de Gipuzkoa, 2008-12-23
Las mujeres víctimas de la violencia machista "se han sentido enjuiciadas, no comprendidas y a menudo tienen que hacer un enorme esfuerzo para ser creídas, para probar su maltrato" ante la insistencia de las preguntas en los juzgados. Es la opinión de mujeres afectadas que figura en dos informes sobre la eficacia de los servicios judiciales y policiales ante el maltrato, hechos públicos ayer por el Instituto Vasco de la Mujer, Emakunde. Los informes se han realizado encuestando a las víctimas y a los profesionales que las atienden en la Justicia y en la Ertzaintza.

Los documentos llaman la atención sobre el hecho de que son pocas las mujeres capaces de concretar en qué juzgado se ha visto su causa. Además, el lenguaje técnico empleado por los diferentes operadores jurídicos dificulta el acceso a la información.

Las condiciones físicas del Juzgado, localización y horario son valoradas por las mujeres encuestadas, pero se ha recogido que en algunas ocasiones han coincidido en los pasillos con el supuesto agresor, tanto antes como después de las vistas.

También se ha observado que, en ocasiones, las mujeres ponen la denuncia sin estar acompañadas de un letrado, hecho que puede tener sus consecuencias negativas para la víctima, sobre todo cuando no tiene información suficiente sobre lo que le puede suponer el proceso y los trámites que conllevará.

Las mujeres víctimas a las que se les ha concedido una orden de protección o una medida de alejamiento están satisfechas con la rapidez con la que éstas fueron concedidas, pero no tanto con su eficacia, ya que en una gran parte de los casos esas medidas han sido incumplidas. El informe destaca que esto tiene efectos importantes, no sólo en la seguridad de la mujer, sino también en la percepción sobre la actuación de los servicios públicos, ya que sienten que ante este delito de quebrantamiento no se actúa con la suficiente rotundidad.

Por último, el derecho a la asistencia gratuita es un aspecto que genera mucha confusión entre las mujeres, puesto que al iniciar el proceso consideran que la totalidad del proceso es gratuito. Según Emakunde, "es una información que llega a las mujeres de manera confusa y es necesario aclararlo antes de interponer la denuncia, en unos momentos en los que la mujer tiene que asimilar una cantidad de información excesiva".

Los profesionales de los diferentes recursos judiciales y los ertzainas son considerados como buenos profesionales y las mujeres manifiestan su satisfacción con su labor. Respecto a la actuación policial, se subraya el esfuerzo desarrollado desde Interior por dotar de medios y formación las actuaciones. Por ejemplo, se ha destacado, frente a la actuación de otros cuerpos policiales, la prioridad de la consideración de víctima frente a la condición administrativa de las inmigrantes (hay una instrucción específica que no obliga a la Ertzaintza a denunciar una situación de irregularidad si esa mujer extranjera es una víctima).