2008/10/30

> Berria: Eliza > PSICOLOGOS PARA DETECTAR HOMOSEXUALES EN EL SEMINARIO CATOLICO

  • Psicólogos para detectar homosexuales en el seminario católico
  • AFP, 2008-10-30

La Iglesia católica recurrirá a psicólogos para evaluar, entre otras cosas, si los candidatos a entrar en los seminarios son homosexuales, anunció este jueves el Vaticano en un documento, aprobado por el papa Benedicto XVI y que ordenó hacer su antecesor, Juan Pablo II.


En un documento publicado por la Congregación para la Educación católica, el Vaticano sostiene que el empleo de psicólogos puede ser "útil en ciertos casos". Entre los síntomas que los psicólogos deberán detectar figuran "las dependencias afectivas fuertes", la "identidad sexual incierta" y "la tendencia arraigada a la homosexualidad", sostiene el texto.


La "rigidez de carácter" figura también entre las preocupaciones de la jerarquía de la Iglesia en el momento de seleccionar los futuros sacerdotes. El recurso a los psicólogos, los cuales no formarán parte del cuerpo docente, deberá contar con "el consentimiento previo, libre y explícito del candidato" a sacerdote, sostiene la instrucción.


Los psicólogos darán un diagnóstico e indicarán terapias en caso de que se manifiesten problemas psicológicos. El documento, que lleva el título 'Orientaciones para el uso de las competencias de la psicología en la admisión y la formación de los candidatos al sacerdocio', lleva seis años de preparación y ha sido aprobado por Benedicto XVI.


Las medidas fueron ordenadas por el fallecido Juan Pablo II, tras el estallido de varios escándalos de pederastia perpetrada por sacerdotes de la iglesia católica. Los cientos de casos, ocurrido principalmente en Estados Unidos, América Latina y Europa, afectaron la imagen de la iglesia católica, que en algunos países tuvo que pagar millonarias indemnizaciones.


La doctrina católica considera a la homosexualidad como algo intrínsecamente equivocado y la nueva disposición considera que los homosexuales practicantes no podrán convertirse en sacerdotes.


"Muchas incapacidades psicológicas más o menos patológicas se pronuncian sólo después de la ordenación como sacerdotes", admite el librito, de 17 páginas. "Los errores para discernir la vocación no son raros", subraya.


El Vaticano limita de todos modos el empleo de psicólogos en la selección y formación de seminaristas y descarta el uso de pruebas y test para acceder a los seminarios. Además. los psicólogos deberán adherir a "la concepción cristiana de la personalidad humana" sobre todo en materias como celibato y sexualidad.


"Eso es puro racismo, la típica obsesión homofóbica de la jerarquía eclesiástica", reaccionó Franco Grillini, presidente de la asociación homosexual italiana, Gaynet.


"La orientación sexual de un sacerdote debería ser irrelevante ya que la iglesia lo que exige es castidad. Una medida así contribuye sólo a alimentar la exclusión", agregó.


En tono más provocador, otra asociación de homosexuales, Arcigay, se ofreció como asesor para detectar a los homosexuales latentes. "Si el problema existe en los seminarios, también está entre los sacerdotes consagrados. Nos ofrecemos a ayudar a reconocer a todos los homosexuales que se refugian en el Vaticano. Los palacios sagrados van a temblar", anunciaron en un comunicado.


"La homosexualidad aún si no se practica es una desviación, una irregularidad, una herida", reiteró el cardenal Zenon Grocholewski, prefecto de la congregación vaticana para la educación.