2008/10/30

> Komunikatua: Arcópoli-UPM > COMUNICADO FRENTE A LAS DECLARACIONES DE S.A.R. SOFIA DE GRECIA

  • Comunicado frente a las declaraciones de S.A.R Sofia de Grecia
  • Arcópoli, 2008-10-30

Arcópoli lamenta enormemente las declaraciones de la Reina de España y consorte del jefe de Estado, Doña Sofía de Grecia, quien ha llegado a manifestar en el libro "La Reina muy de cerca" su oposición al matrimonio homosexual y a las manifestaciones del Orgullo LGTB que se celebran anualmente por todas las calles de nuestro Estado.


Arcópoli considera muy desafortunadas todas las palabras que Doña Sofía dedica a rechazar las reivindicaciones homo, bi y transexuales que se producen durante las manifestaciones que inundan las calles de la capital del estado del que ella es Reina por voluntad popular. Asimismo lo publicado demuestra una clara ignorancia del concepto de minoría, pues si queremos expresar nuestro orgullo, es precisamente por la marginación y rechazo que hemos sufrido, y al compararlo con la cantidad de heterosexuales que "colapsaríamos el tráfico", demuestra un desconocimiento de las realidades sociales impropio de la consorte del Jefe del Estado Español.


Arcópoli también lamenta que nuestra Reina se atreva a pontificar sobre temas que como máximo podrá tener una opinión personal, pero que nunca debe ser pública, al ser la Corona "La Más Alta Representación del Estado Español" según la Constitución. Cuando dice que "a eso [la unión civil de dos homosexuales] no lo llamen matrimonio, porque no lo es" está rechazando y despreciando la voluntad popular que reside en las Cortes españolas, las cuáles han publicado una ley donde se afirma lo contrario. Lástima que la Reina se crea con mayor conocimiento que el propio Parlamento que la ha designado como reina de todo el pueblo español, incluidos gays y lesbianas.


Por lo tanto, Arcópoli muestra su sorpresa y profunda indignación por la falta de respeto a la voluntad popular de las Cortes y la falta de sensibilidad hacia las minorías marginadas que proviene de las palabras de nuestra reina.