2008/12/22

> Berria: Indarkeria > GIPUZKOA: DETENIDO EN ERRENTERIA UN JOVEN DE 25 AÑOS POR AGREDIR A SU PAREJA Y A SU EX NOVIA

  • Detenido en Errenteria un joven de 25 años por agredir a su pareja y su ex novia
  • El arrestado incumplió además una orden de alejamiento de su ex compañera sentimental
  • Noticias de Gipuzkoa, 2008-12-22
Un joven de 25 años fue detenido ayer por la Ertzaintza en Errenteria acusado de agredir a su ex pareja y a su actual compañera sentimental. Presuntamente, ambas mujeres fueron golpeadas y empujadas por el arrestado en las proximidades de la estación de EuskoTren.

Concretamente, el Departamento vasco de Interior informó de que sobre las 00.30 horas, una chica llamó pidiendo ayuda porque estaba siendo golpeada por su pareja en la parada del Topo. Una patrulla de seguridad ciudadana se personó en el lugar y se percató de que el presunto maltratador tenía a una mujer agarrada con fuerza por el brazo. La chica, que se encontraba aturdida y llorando, presentaba además una herida sangrante en el labio.

En las proximidades se encontraba otra joven con la ropa mojada y manchada de barro y con signos de haberse caído al suelo.

Cuando los policías detuvieron al joven sospechoso, la primera mujer explicó que había sido la compañera sentimental del arrestado y que éste tenía una orden de alejamiento. La segunda víctima era la actual pareja del chico, quien, según declaró, la había empujado y tirado por un terraplén.

El presunto agresor fue trasladado a dependencias policiales a la espera de ser puesto a disposición judicial, acusado de dos delitos de violencia contra las mujeres.

La Presidenta de las Juntas Generales de Gipuzkoa, Rafaela Romero, hizo ayer hincapié en que "todos los casos de malos tratos deben ser condenados enérgicamente y ninguno debe quedar silenciado".

Romero ratificó el compromiso de la Cámara foral de llevar a cabo "una lucha constante y firme en contra de la violencia machista y para no mantener el silencio ante estos casos".

Para la presidenta, "cualquier agresión a una mujer debe ser denunciada públicamente para que los posibles agresores perciban el rechazo social a esta práctica vil y cruel que va en contra de los derechos humanos y de la persona". Por ello, solicitó a la sociedad guipuzcoana que mantenga la "constancia en este rechazo" y "no dude en condenar la violencia de género".