2008/11/05

> Berria: Politika > ESTADOS UNIDOS: EL MATRIMONIO HOMOSEXUAL FUE EL TEMA DOMINANTE

  • El matrimonio gay fue el tema dominante
  • La Nación [Argentina], 2008-11-05
Cerca del Museo de la Tolerancia, en un típico barrio judío, la duda era si la gente iba a votar por Barack Obama como en otros sitios de California. Lo curioso es que, más allá de la campaña negativa emprendida por John McCain y Sarah Palin con la intención de vincularlo con terroristas, no había activistas republicanos, sino demócratas. Y, a la salida de las casillas electorales, tampoco había votantes republicanos, sino demócratas o, como Russell Danielli, independientes que votaron por Obama.

"Veo más gente que hace cuatro años -dijo Danielli, empleado de la construcción, de 27 años, en un diálogo con LA NACION-. Este es un barrio en el que vive mucha gente judía. No sé por quién votaron. Yo voté por Obama, por una razón: va a tomar el dinero que reciba de los ricos y las corporaciones para construir puentes y carreteras y crear empleos en Los Angeles y otras ciudades en lugar de dilapidarlo en Irak y en las guerras que ha declarado George W. Bush. Confío en que habrá un gran cambio en este país."

Danielli confesó que había votado, también, a favor de la proposición 8. Esto significa que está de acuerdo con abolir el matrimonio entre personas del mismo sexo, aceptado por la Constitución de California. "No es un asunto del gobierno ni del Estado -dijo-. No puede haber un modelo de matrimonio que no sea entre un hombre y una mujer. Si dos personas del mismo sexo quieren vivir juntas, es un asunto privado. Yo me opongo a que siga teniendo carácter constitucional."

Entre las 12 proposiciones sobre las cuales podían expresarse los votantes de California, la número 8, impulsada por un grupo de conservadores, era la más espinosa. Sobre todo, por su posible impacto, cual onda expansiva, en otros Estados. Por ese motivo, Sally Daws, británica de 39 años, lesbiana confesa que reside desde 1992 en Los Angeles y votó "por tercera o cuarta vez" en los Estados Unidos, reveló: "Tengo el corazón partido. Estoy muy triste. No entiendo por qué a la gente le importa esto".

Sally, al igual que varios activistas y voluntarios por los derechos civiles, distribuía folletos en la esquina de una de las casillas electorales con la consigna: "¡Vote no on 8!". El juego de palabras aludía a una proposición considerada "injusta y equivocada" bajo la premisa de no permitir que las leyes de California "sean usadas para discriminar a nadie, especialmente a la familia, los amigos y los vecinos". Desde Obama hasta el gobernador, Arnold Schwarzenegger, y su mujer, Maria Shriver, pariente de los Kennedy, rechazan la posibilidad de impedir los matrimonios gays.

La movilización fue masiva en un Estado que, por más que fuera un puntal de Obama en estas elecciones, también tiene una gran población de origen latinoamericano que se sintió involucrada por primera vez.