2008/11/05

> Komunikatua: FELGTB > LA FELGTB LAMENTA EL PASO ATRAS DE LOS DERECHOS LGTB EN ESTADOS UNIDOS

  • La FELGTB lamenta el paso atrás de los derechos LGTB en Estados Unidos
  • FELGTB, 2008-11-05
Las sociedades cambian de mentalidad, como ha pasado en España, por lo que hay que confiar en que la de EEUU evolucione hacia la no discriminación. Hace diez años podía resultar imposible pensar que un presidente negro entraría en la Casa Blanca, y hoy sin embargo es una realidad. Las propuestas contra el matrimonio entre parejas del mismo sexo que se han aprobado por referéndums en Estados Unidos, aunque suponen un freno de los derechos LGTB, no pueden acabar con la esperanza de una comunidad que está siendo discriminada. La FELGTB ha sido testigo del cambio de mentalidad de la ciudadanía de un país, España, y lo mismo está ocurriendo en EEUU donde la diferencia entre el apoyo y el rechazo a la proposición 8 en California, por ejemplo, es nimia respecto a resultados anteriores de otros Estados en sus votaciones contra el matrimonio.

Los tribunales de Canadá, Sudáfrica, Massachusetts o Hawaii han determinado que no permitir el matrimonio a las parejas del mismo sexo es discriminatorio, y en un sistema de derechos y libertades como el que impera en Occidente no parece probable que las medidas discriminatorias tengan mucho futuro.

Las dieciocho mil parejas que ya han contraído matrimonio en California lo han hecho acorde con la constitución del Estado existente hasta el momento por lo que no se les podrá retirar los derechos adquiridos pero sí se ha vetado que en un futuro próximo otras parejas puedan disfrutarlos. Sin embargo, lo que hoy es imposible mañana puede ser realidad, y así ha ido aconteciendo hasta ahora en materia de derechos humanos.

“Cambiar la Constitución para discriminar a un colectivo que hasta ayer tenía unos derechos no es más que una treta, un fraude de ley que pretende legitimar una discriminación”, ha asegurado David Montero, coordinador del Área de Relaciones Internacionales de la FELGTB. “El apoyo de la ciudadanía estadounidense al matrimonio entre parejas del mismo sexo ha aumentando en los últimos cuatro años y el cambio definitivo puede presentarte dentro de otros cuatro, no podemos perder la esperanza”, ha apuntado.